Con esta iniciativa está destinada a niños, adolescentes, jóvenes y adultos, y el objetivo es promover, fomentar y fortalecer la práctica de actividades físicas y deportivas de la población.

El Ministerio de Deportes, la Federación de Básquetbol del Neuquén y la Fundación Cre-Ser firmaron un convenio de mutua colaboración para desarrollar acciones con el fin de mejorar la organización y desarrollo de las actividades físicas y deportivas en beneficio de la comunidad.

Rubricaron el acuerdo la ministra de Deportes, Alejandra Piedecasas; Jorge Antonio López, en representación de la Fundación Cre-Ser, y el presidente de la Federación Neuquina de Básquetbol, Sergio Gatti. A través de este acuerdo las entidades y la cartera provincial se comprometieron a realizar estímulos, campus, tour de básquetbol con jugadores y estudiantes extranjeros, clínicas, como así también, encuentros de formación y capacitación en distintas localidades de la provincia. Asimismo se trabajará con líderes locales, miembros de la comunidad, iglesias, escuelas e instituciones públicas y privadas.

Los destinatarios de estas actividades serán niños, adolescentes, jóvenes y adultos. El objetivo de las mismas es promover, fomentar y fortalecer la práctica de actividades físicas y deportivas de la población inculcando valores deportivos, el compañerismo, la solidaridad, el trabajo en equipo, el apoyo mutuo y el concepto de comunidad.

Con esta iniciativa “las partes buscan acompañar el desarrollo de habilidades, aptitudes, valores y potencialidades de las personas para generar comunidades inclusivas, diversas y sustentables que promuevan su desarrollo humano integral”, expresa uno de los considerandos del documento.

El compromiso para la fundación «incluye realizar, en las medidas de sus posibilidades donaciones de elementos deportivos tales como jirafas de básquet móviles o fijas, relojes de tiempo de juego, de posición de 24 segundos y contador de faltas respectivamente; materiales e indumentaria; kits didácticos y tecnología deportiva”, se informó.

En tanto, la Federación Neuquina de Básquetbol pondrá a disposición el colegio de árbitros, entrenadores y oficiales de mesa para la capacitación que se emprenda, en tanto que el ministerio de Deportes, según disponibilidad presupuestaria solventará los gastos de traslado y el alojamiento de los capacitadores.

El titular de la Fundación Cre-Ser, Jorge Antonio López, destacó este convenio como “un paso más que permitirá darle un marco institucional al trabajo que venimos realizando hace cinco años. Fruto de este trabajo conjunto pudimos concretar un sueño de poder becar a un chico de Neuquén para que pudiera ir a jugar básquet a nivel de escuela secundaria en los Estados Unidos».

Se trata de Drazen Sinijog, ex jugador de Independiente y de los seleccionados de Neuquén y Argentina quien se fue a un colegio del estado de Maryland en la ciudad de Baltimore el Mount Carmel High School.

“Esto es algo que pudimos hacer gracias al trabajo conjunto con el ministerio de Deportes y la Federación Neuquina de Básquetbol y ya estamos trabajando para habilitar una nueva beca que en esta oportunidad será abierta a todo el país con una preselección de cinco chicos de los cuales se seleccionará a uno, que ojalá pueda ser de Neuquén como el caso de Drazen”, señaló.

Entre los requisitos se buscan chicos que además de sus habilidades deportivas, tengan buena altura, buen desempeño académico y un fluido manejo del idioma inglés.

“Es importante estar mentalmente fuerte y tener un buen manejo del inglés”, aconsejó el joven quien amplió su experiencia de residencia en el país del norte. “Hace más de nueve meses y medio que estoy. La verdad es una experiencia única. En este sentido soy una agradecido a la Fundación por la oportunidad que me dieron y de cómo me apoyaron permanentemente”, destacó Drazen.

En cuanto al balance de su estadía dijo que fue muy enriquecedora: “Me encontré con jugadores de talla NBA (la liga norteamericana de básquetbol), de un gran talento que no había visto nunca”.

La temporada es corta pero intensa en partidos y entrenamientos. Jugamos día por medio. No hay forma de no mejorar física, basquetbolística y mentalmente”, recalcó.

En otro orden consideró “aceptable” su adaptación: “Ya tuve que cambiar de idioma, familia, escuela y a nivel deportivo el básquet es distinto. Se juega a un ritmo y velocidad increíbles. Me fortalecí mucho, los que me conocen saben que soy un jugador lento y si no estaba rápido no hubiera podido jugar. El 5 de junio, tengo que estar en Santiago del Estero con la preselección argentina que va a participar del Mundial U17 de Málaga España en julio. El año pasado con el segundo puesto en el Fiba Américas U16 (Xalapas, México) quedamos segundos y conseguimos la plaza y el objetivo ahora es seguir mejorando para quedar entre los doce”.

Por su parte, el titular de la Federación Neuquina de Básquetbol, Sergio Gatti, destacó que el nuevo convenio es una herramienta que nos permite aunar esfuerzos y hacer aportes para el desarrollo del básquetbol. En este caso particular con la posibilidad de llevar cursos formación de árbitros a lugares donde, al no haber actividad federada hay escasez de jueces y, mediante éste convenio, vamos a dar inicio a esa formación”.