Implementarán un 0800 para atender denuncias de violencia hacia las mujeres

septiembre 7, 2011

Será a través de un acuerdo realizado este miércoles entre la municipalidad de Neuquén y las carteras provinciales de Seguridad y Desarrollo Social. La línea telefónica será gratuita y comenzará a funcionar en 30 días.

El gobierno de la provincia y la municipalidad de Neuquén acordaron este miércoles, 7 de septiembre, la creación y funcionamiento de un servicio de atención telefónica gratuita denominado “0800-122-MUJER”, que tendrá la función de informar, orientar y asistir a la ciudadanía en consultas y pedidos de intervención estatal relacionadas con la temática de género, legislación e intervención en situaciones de violencia hacia las mujeres.

El acuerdo de colaboración recíproca se concretó a las 11.30 en un acto realizado en el edificio municipal de esta capital, con la presencia del intendente Martín Farizano. El documento fue rubricado por el secretario de Estado de Seguridad, Guillermo Pellini, el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Rodríguez, y el secretario de Derechos Humanos y Sociales del municipio, David Lugones.

El “0800-122-MUJER” comenzará a funcionar efectivamente en aproximadamente treinta días; los llamados de la línea serán atendidos por profesionales y personal capacitado en el tratamiento de la problemática, en un lugar físico provisto por el propio municipio, ubicado en Rivadavia 570 de esta ciudad. Para ello se conformará un equipo especial de evaluación, con un referente titular y uno suplente e integrado por recursos humanos de la Policía provincial, la cartera de Desarrollo Social y la comuna.

Guillermo Pellini calificó a la jornada como “un día muy especial para el gobierno de la provincia en general y la secretaría de Seguridad en particular, porque demostramos –con este acuerdo- una coordinación interinstitucional; municipio y provincia aunaremos esfuerzos para resolver uno de los problemas más importantes que tenemos actualmente en la sociedad y más difíciles de resolver, como es la violencia hacia las mujeres”.

Aseguró que “la violencia en Neuquén es un problema social grave, pero más aún lo es la violencia hacia las mujeres y los menores. Es por esto que focalizamos nuestra acción en general y también la de este nuevo servicio en la tarea de prevención de ese flagelo social que afecta a la ciudad capital y, lamentablemente, también al interior de la provincia”.

“Es un tipo de violencia muy particular y difícil de dilucidar –dijo Pellini- ya que no se trata de una violencia callejera, sino de un flagelo de puertas adentro de la sociedad; sumado al hecho de que este tipo de violencia no es denunciado por las víctimas (mujeres o niños), es un problema que generalmente se convierte a la esfera policial y en consecuencia, el Estado llegó tarde a esa necesidad o no hizo lo debido”.

El funcionario celebró “la feliz iniciativa y su materialización” y dijo que “en este ámbito de la prevención, lo primero que haremos es informar, asesorar y lograr que todas aquellas mujeres que son víctimas de malos tratos o de violencia intrafamiliar estén informadas sobre sus derechos y garantías, y si los hechos ocurren, entonces que estén debidamente contenidas. Cuando hablamos de contención no es alojarlas en una comisaría o concretar una denuncia, sino que además reciban contención personal, psicológica para salir de esta situación”.

Pellini se comprometió “desde la Secretaría de Seguridad y en particular, desde la Jefatura de Policía, a continuar con el trabajo de prevención que la institución viene realizando”. Agregó que “también recibiremos las denuncias porque así lo establece la ley, pero intensificaremos la tarea de tal manera que –en esta labor interinstitucional- podamos entre todos prevenir, contener, hacer cesar los maltratos en ese ámbito familiar que nos ocupe. Esto no debe ser sólo la forma protocolar de firma de un convenio, sino que se debe materializar en los hechos cotidianos y los resultados serán, sin duda, la disminución de casos de este flagelo social”.

Un dispositivo institucional al servicio de la comunidad

El ministro Alfredo Rodríguez recordó que el área a su cargo es el ámbito de aplicación de la Ley Provincial 2212, de Protección Integral y Asistencia contra los Actos de Violencia Familiar, y agregó que en este trabajo “el ministerio aporta la estructura profesional con la que cuenta, materializada en guardias y refugios para víctimas de violencia; el municipio, el lugar físico para funcione esta línea telefónica y el equipo de especialistas en el tema; y con la estructura que nos brinda la secretaría de Seguridad de la provincia”, para lograr entre todos los espacios la articulación y cooperación que el tema requiere”.

Rodríguez subrayó que “sin dudas” este teléfono de ayuda dará respuesta a una necesidad “y un requerimiento de larga data, no sólo para la ciudad capital, sino también para la gente del interior, ya que se convertirá en una herramienta fundamental para la defensa de los derechos de la mujer”.

La subsecretaria municipal de la Mujer, la Niñez y la Adolescencia, Claudia Genoud, sostuvo que “la firma del convenio de cooperación tiene como meta tratar todas las problemáticas y derechos de las mujeres. Es un servicio que –una vez en marcha- atenderá, informará, asesorar y luego derivará los llamados que se reciban, según cada caso”.

La funcionaria explicó que este servicio telefónico se configurará como un dispositivo institucional de información, asesoramiento y facilitación de acceso a la mediación del Estado en lo que le compete a la ley provincial Nº 2212.

En particular, el ministerio de Desarrollo Social aportará además de profesionales y elementos operativos, un servicio de guardias pasivas de asistencia psicosocial para la atención de casos que requieran intervención inmediata en situaciones caracterizadas como emergencias; al tiempo que organizará y dirigirá un servicio de refugio temporario para alojar y contener a víctimas de violencia que se encuentren en situación extrema que origine el desalojo perentorio de la vivienda familiar.

Genoud calificó al hecho como “una oportunidad histórica para la ciudad de Neuquén” porque “se trata de seguir en una línea de coordinación y cooperación entre los dispositivos que posee el municipio y los que posee la provincia, y así dar una mejor respuesta y hacer efectivos todos los derechos de las mujeres, resolver esta realidad que no es más que igualar -en derechos y dentro de la sociedad- a los dos géneros”, expresó.