Desde la subsecretaría de Seguridad Pública y Participación Ciudadana se dispuso la presencia de 120 efectivos policiales distribuidos en zonas de la ciudad donde se concentra el público.

Con motivo de disputarse mañana un nuevo partido del seleccionado nacional de fútbol en el Mundial 2014, desde la subsecretaría de Seguridad Pública y Participación Ciudadana, dependiente del ministerio de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo, implementará un operativo de seguridad en la ciudad de Neuquén.

Según el titular del área, Gustavo Pereyra, el operativo será “similar al del último festejo por el triunfo de Argentina, aunque se va a sumar más gente”.

Explicó que se contará con alrededor de 120 efectivos policiales distribuidos en diferentes lugares. Participará “personal de la dirección de Tránsito de la Policía provincial; de la dirección Móvil de Seguridad (Dimose); personal convencional de las unidades operacionales, de cuadrículas y del departamento de Seguridad Metropolitana, que ante la posibilidad de que pudiera haber algún disturbio, para disuadir, van a estar presentes estratégicamente ubicados”, dijo.

Agregó que la jefatura de Policía diagramó “una orden operacional que va a tener como fundamental tarea la de la prevención y la de la disuasión de cualquier tipo de inconvenientes que se pudieran suscitar con los comercios o con la gente que se congregue”, tanto en el cine teatro Español como en el Parque Central de la ciudad de Neuquén, lugares en los que se podrá ver el partido en pantallas gigantes.

En relación con los sucesos del pasado miércoles, explicó que “los disturbios tuvieron que ver más con disputas internas entre las personas que se habían concentrado a festejar. Y esa disputa terminó con los daños que son de público conocimiento”. Por esto, “vamos a esforzarnos en cuanto a la cantidad de policías, a manera de prevención, y esperamos detectar estos grupos bastante antes como para dispersarlos y disuadirlos”, indicó.

Para esto se realizaron reuniones con representantes de la Asociación de Comercio, Industria, Producción y Afines de Neuquén (Acipan) con el fin de “recibir sus sugerencias y atender a sus preocupaciones”. “En principio, el objetivo es no generar alarma, porque aspiramos a que no haya incidentes”, cerró Pereyra.