IFD 6: la inspección requerida por Enargas ratificó que no hay pérdidas de gas

Un equipo especial de inspectores de Camuzzi, a pedido de Enargas, y junto con técnicos de la dirección de Servicio de Gas y Mantenimiento Escolar realizaron esta mañana una nueva inspección en el IFD 6 a pedido de la comunidad educativa, ratificando -una vez más- que no existen pérdidas o acumulación de gas en el ambiente, lo que quedó plasmado en el acta respectiva.

Para ello, en una primera instancia, realizaron la revisión de todos los artefactos utilizando un explosímetro, equipamiento específico que detecta y mide la concentración de gases y vapores inflamables cuyo resultado fue negativo. Es decir, que no se detectaron fugas.

Al finalizar el primer recorrido, con los calefactores, termotanques y cocinas apagados, efectuaron una prueba de estanqueidad que indicó que no existen fugas en las cañerías internas. Finalmente, la empresa a cargo del mantenimiento procedió al encendido de todos los artefactos de gas y regulación de la llama de los mismos.

El arquitecto Javier De La Vía, a cargo del área provincial, informó que “a pedido de Enargas, la prestataria del servicio Camuzzi se acercó hoy nuevamente al IFD 6, constando y revalidando las actuaciones e informes previos que habíamos realizado. Quedó comprobado, una vez más, que no existen pérdidas de gas ni monóxido de carbono. El edificio se encuentra en condiciones de habitabilidad”.

“Es importante destacar el trabajo responsable que hacen los equipos del área de mantenimiento escolar y que una vez más, demuestra que se trata de profesionales responsables. Nosotros estamos comprometidos con la educación pública y realizamos un trabajo profesional tal cual lo requerido por el ministro (de Gobierno y Educación) Osvaldo Llancafilo”, agregó.

De la Vía también reflexionó: “Es lamentable que se ponga en duda la labor de trabajadores matriculados que realizan el trabajo con idoneidad. Ayer tuvimos una situación parecida en la EPA 6 y también quedó descartada pérdida de gas o monóxido de carbono”.

“Para realizar estas pruebas, luego de la alarma que se genera, se dispone recurso humano especializado y es muy triste escuchar cómo se pone en duda el trabajo profesional que realizan, esto no significa que no haya problemas que resolver en cuanto a mantenimiento. Por otro lado, nosotros no ponemos en dudas que pueda existir malestar o dolencias de algunas personas, lo que sí queda claro es que no se debe a pérdidas de gas o monóxido de carbono”, concluyó.