Contó con más de 150 asistentes y se vendieron 99 animales, que representaron ingresos por alrededor de 2.762.000 pesos. Hubo líneas de financiamiento para la adquisición de los mismos, que totalizaron 1.016.000 pesos.

Este fin de semana, Aluminé celebró la vuelta a la presencialidad de una de las ferias más emblemáticas de la zona. Con la asistencia de más de 150 personas, recibió 150 animales para ofertar, de los que se vendieron 99.

La subsecretaria de Producción, Amalia Sapag, llevó el saludo del ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, quien avanzaba en Mendoza con la defensa de la Marca Patagonia Argentina junto con otros ministros. Destacó “el trabajo conjunto de las instituciones locales, provinciales y nacionales y en particular el trabajo de los productores, sus organizaciones, los referentes de las comunidades mapuches y la Comisión Ganadera que hacen una labor durante todo el año y esta es una parte en la producción ovina, en este caso”.

“La feria crece cada vez más, y los productores trabajan todo el año para traer animales de excelente calidad”, señaló y destacó también “a productores que vienen de otras provincias que también se acercan para ofrecer sus animales”.

“La producción ovina va creciendo en Neuquén. Hay varias líneas de trabajo y financiamiento con las que acompañamos desde el gobierno provincial para que eso suceda”, indicó y recordó que “nosotros participamos de la Comisión nacional de Ley Ovina, donde nos toca junto a otras provincias pelear los fondos para que sean destinados a esta actividad. Ahora ya está el presupuesto y se podrá, por ejemplo, seguir trabajando con Prolana, que Aluminé es uno de los principales departamentos donde se trabaja”.

“Este año llegamos a 180 mil kilos de Prolana en toda la provincia y cuento solo los kilos de aquellos que hacen el esfuerzo de mejorar la lana, acondicionar, venderla en conjunto enfardelada como corresponde”, añadió.

Aseguró que “nuestro gobernador Omar Gutiérrez, mediante la Ley del Incentivo, ha decidido poner más fondos para estimular a esos productores que quieren hacer bien las cosas”.

“El cambio climático ya está aquí”, aseguró y añadió que “no da lo mismo tener una oveja que le saquemos hasta 6 dólares por kilo de lana que produce, que la vendamos a un valor mucho más bajo. El año pasado 300 productores pudieron lograr ese beneficio”.

En el marco de la sequía, dijo que “con el gabinete provincial se trabaja en resolver el problema del agua y la descarga de los campos, algo en que los productores de la zona han hecho punta”.

El presidente del Concejo Deliberante de Aluminé, Waldo Salazar, acompañó el evento en nombre del intendente, que estaba haciendo gestiones en Buenos Aires. “Como parte de la cadena productiva, sé del sacrificio de cada productor y viendo eso, desde la municipalidad está nuestro acompañamiento”, expresó.

La intendenta a cargo de Villa Pehuenia-Moquehue, Carmen Cordero, expresó que “es un gusto estar en esta feria. Sabemos que Villa Pehuenia participa hace dos años de esta feria que es tan importante para los productores de la zona, sobre todo en el tema del mejoramiento genético para la venta de lana y de carne”.

Ramón Quirulef, referente ganadero de productores en el Codra, destacó el trabajo de mejoramiento genético que se realiza previo a la feria, que redunda en el mejoramiento de la vida del productor. Sobre la sequía, expresó que “tenemos mucha preocupación como pequeños productores y tenemos que ver cómo podemos buscar una salida en conjunto con las instituciones”.