Esta fecha se celebra todos los 29 de septiembre con el objetivo de informar y sensibilizar a la población sobre la importancia de la prevención de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares. 

El Día Mundial del Corazón es una iniciativa impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Mundial del Corazón (WHF). Se celebra desde el año 2000 con el fin de dar a conocer masivamente las enfermedades cardiovasculares, su prevención, control y tratamiento. Anualmente se organizan acciones que ayuden a concientizar sobre los problemas cardiovasculares, ya que alrededor de 17 millones de personas en el mundo mueren al año por esta razón, casi el 32 por ciento de todas las muertes.

Para que el corazón se mantenga saludable es conveniente realizar actividad física, no fumar, mantener una alimentación variada y realizarse controles médicos en forma periódica. Las Enfermedades Cardiovasculares (ECV) son la primera causa de muerte en el mundo, más que el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes.

A raíz de la pandemia por COVID-19, en la actualidad los pacientes con ECV corren un mayor riesgo de desarrollar formas graves del virus, por lo que también pueden tener miedo de buscar atención continua para sus corazones. Ante esta situación, desde el ministerio de Salud se recuerda que deben consultar en los distintos establecimientos sanitarios sobre su modalidad de atención, ya que es importante que puedan realizarse los chequeos regulares y llamar al 107 por emergencias médicas de ser necesario.

Cabe destacar que los consultorios son espacios seguros y que, si es necesario ir, deben hacerlo y que en todos los establecimientos de salud se respeta la distancia social, se otorgan turnos espaciados, se realiza constantemente la higiene de manos y se hace control de temperatura.

Es importante realizarse los controles de rutina para continuar la prevención y tratamiento de otras enfermedades, ya que las personas que tienen problemas de salud como enfermedades cardíacas presentan más riesgos y el tiempo es esencial para recibir atención, según la gravedad del caso.

En este sentido, el Plan Provincial de Salud 2019-2023 establece que las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) requieren un abordaje integral, interdisciplinario e intersectorial, respetando el derecho a la salud.

Los distintos establecimientos públicos de salud desarrollan estrategias integrales y planifican acciones de promoción del cuidado de la salud y de la adopción de hábitos saludables, haciendo énfasis en la alimentación y la actividad física. Este año, a raíz de la situación epidemiológica, las actividades de promoción y prevención no se han realizado en espacios públicos, y se establecieron encuentros y consultas virtuales para brindar accesibilidad a controles, tratamientos y seguimientos.

La campaña 2020 de la Federación Mundial del Corazón (WHF) es “Use el corazón para vencer las enfermedades cardiovasculares” #UseHeart

Para proteger la salud y el corazón es importante incorporar hábitos saludables como:

  • Reducir el consumo de sal. Cocinar sin agregar sal y reemplazarla por perejil, albahaca, tomillo, romero y otros condimentos.
  • Evitar los alimentos con alto contenido en sodio como los fiambres, embutidos, aderezos, productos de copetín, quesos, productos envasados, pan, etc.
  • Tomar dos litros de agua por día.
  • Consumir alimentos frescos y naturales.
  • Mantener un peso saludable.
  • Reducir la ingesta de alcohol y bebidas que contengan cafeínas.
  • Realizar actividad física a diario. Usar las escaleras, caminar o utilizar la bicicleta en vez de conducir; también podes bajarte antes del colectivo y caminar para llegar al lugar destino.
  • Abandonar el hábito de fumar.

 

Fuente: https://www.world-heart-federation.org/