El ministerio de Salud de la provincia informa sobre las posibles causas de la esterilidad y las recomendaciones para el cuidado de la fertilidad de quienes desean gestar.

En el Día Mundial de la Fertilidad, el ministerio de Salud de la provincia del Neuquén, a través del programa de Salud Sexual y Reproductiva, informa sobre las posibles causas de la esterilidad y las recomendaciones para el cuidado de la fertilidad de quienes desean gestar, así como también cuándo es recomendable consultar con un especialista en fertilidad. Durante este mes, además, la cartera sanitaria se suma a la iniciativa de la Asociación Americana de Fertilidad, que celebra en todo el mundo el Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad.

La Salud Sexual y Reproductiva es uno de los ejes estratégicos del Plan Provincial de Salud 2019-2023, en el que se entiende que la salud sexual excede lo puramente fisiológico y reproductivo y se propone un desarrollo pleno de la sexualidad para lograr salud integral para todas las personas.

“Es importante llegar a la comunidad con información de calidad para que puedan realizar una consulta oportuna, se empodere sobre cómo es posible cuidar de la fertilidad en el caso de quienes desean gestar y sobre el derecho al acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales de reproducción médicamente asistida. La salud sexual es parte de la salud integral de las personas y para ello el Sistema Público de Salud trabaja en red con el objetivo de garantizar la accesibilidad a la salud y por ende a los derechos de cada persona”, afirmó la ministra de Salud, Andrea Peve.

Cabe destacar que desde 2015, la provincia del Neuquén cuenta con la Ley de Reproducción Medicamente Asistida Nº 2.954, en concordancia con la Ley Nacional 26.862; y conformó el Comité Provincial de Fertilidad a nivel central.

Este comité interdisciplinario es el encargado de evaluar los expedientes de pedido de pagos de tratamientos de fertilidad, que llegan desde el comité ejecutor del Hospital Provincial Neuquén (HPN) y del Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN). Asimismo, habilita al HPN como Servicio de Fertilidad del Sistema Público de Salud, que aborda de manera interdisciplinaria los tratamientos solicitados, abarcando aspectos psicosociales, bioéticos, médicos y legales.

La Ley 26.862 establece que toda persona mayor de edad, cualquiera sea su orientación sexual o estado civil, tenga obra social, prepaga o se atienda en el Sistema Público de Salud, puede acceder de forma gratuita a las técnicas y procedimientos realizados con asistencia médica para lograr el embarazo.

Por otra parte, se recuerda que es recomendable consultar a un especialista en fertilidad cuando: haya pasado un año de búsqueda con la misma pareja; a los seis meses si la persona que desea gestar tiene más de 35 años; personas con antecedentes de cirugías ginecológicas o patológicas como endometriosis o enfermedades autoinmunes y personas que hayan tenido paperas, varicocele o testículos no descendidos, se recomienda que consulten ni bien se decida buscar un embarazo y lo mismo si se quiere acceder a la donación de gametos (óvulos o espermatozoides) para tener un bebé.

Dentro del aparato reproductor femenino, la esterilidad puede deberse a:

  • Falta de ovulación o mala calidad de los óvulos.
  • Endometriosis: es el crecimiento del tejido del interior del útero, fuera de éste, en las trompas de Falopio o en los ovarios.
  • Fibromas uterinos.
  • Trompas de Falopio bloqueadas.

En cambio, en el aparato reproductor masculino, la esterilidad puede deberse a:

  • Bajo recuento de espermatozoides en el semen, o ausencia de ellos.
  • Baja movilidad de los espermatozoides.
  • Espermatozoides que no se han formado adecuadamente.
  • Semen espeso que no permite llegar a los espermatozoides al óvulo.
  • Problemas hormonales.
  • Problemas de eyaculación.

Los factores ambientales y ligados al régimen de vida, como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y la obesidad, pueden afectar a la fertilidad. Además, la exposición a contaminantes y toxinas del entorno puede tener un efecto tóxico directo en el número y la calidad de los óvulos y los espermatozoides que puede causar esterilidad.

Recomendaciones para el cuidado de la fertilidad

  • Realizar controles de salud periódicos al menos una vez al año luego de los 15 años.
  • Chequear que el esquema de vacunación esté completo para evitar el riesgo de enfermedades vinculadas a la falta de vacunas.
  • Informarse sobre la incidencia que puede tener la edad sobre la fertilidad, a partir de los 35 años.
  • Mantener una alimentación y un peso saludables. Los trastornos alimenticios pueden dificultar la capacidad reproductiva.
  • Evitar el tabaco, las drogas y el exceso de alcohol ya que perjudican la fertilidad.
  • Usar preservativo siempre para evitar las infecciones de transmisión sexual.
  • Antes de empezar un tratamiento oncológico, hablar con el médico o la médica sobre la posibilidad de preservar óvulos o espermatozoides.