Esta semana terminarán los trabajos que permitirán aumentar la capacidad de almacenamiento de la planta de GLP.

La empresa Hidrocarburos del Neuquén SA (Hidenesa) concluirá esta semana la obra de ampliación de la planta de almacenaje y vaporización de GLP de Barrancas, en el Norte neuquino, que demandó una inversión de $ 2.267.840.

A principios de abril se iniciaron los trabajos de montaje de dos nuevos tanques de 16 metros cúbicos cada uno sobre plateas de hormigón. Además, se modificaron cañerías del puente de regulación; se amplió el sistema de comandos eléctricos; se instaló una bomba con caseta para agilizar la descarga de equipos y se interconectaron los dos nuevos tanques al conjunto de la planta.

Antes de la obra, Hidenesa poseía en Barrancas una planta de almacenaje y vaporización de GLP compuesta por tanques, con una capacidad total de 64 metros cúbicos, para abastecer a los actuales 354 usuarios, tanto residenciales como edificios públicos y comercios.

La planta -construida en 2006- fue quedando limitada en su operación, a raíz de la demanda por crecimiento que ha experimentado la localidad en los últimos años, por lo cual se avanzó en el proyecto de ampliación durante 2016.

Como consecuencia del aumento de usuarios y consecuentemente un mayor consumo -sobre todo en época invernal-, se vio afectada la capacidad de almacenamiento. Por esa situación, se debió aumentar la frecuencia de equipos de GLP transportados, lo cual incrementó los costos.

Con los nuevos tanques, habrá una mayor capacidad de reserva, lo que posibilitará reducir los gastos logísticos para llevar el gas a la localidad.

Hidenesa es una empresa estatal provincial que desde 1998 y por decisión del gobierno del Neuquén subdistribuye gas en más de 20 localidades del interior provincial, arribando con este servicio esencial a los pobladores de parajes y localidades pequeñas donde la prestación del servicio no resulta de interés para la Distribuidora Regional Camuzzi Gas del Sur. Entre ellas se encuentra Barrancas, asentada en la margen occidental del río Colorado, limítrofe con la provincia de Mendoza.

La empresa provincial también construye cinco plantas de gas en Los Miches, Aluminé, Loncopué, Varvarco-Invernada Vieja y Manzano Amargo, con una inversión de 104 millones de pesos. Las obras se concretaron tras un acuerdo firmado por el gobernador Omar Gutiérrez con el gobierno nacional.

Además de generar mano de obra, las plantas permitirán mejorar la calidad de vida de los habitantes e incentivar su desarrollo económico.

El ministerio de Energía y Minería de la Nación financia los trabajos con aportes no reintegrables al Estado neuquino por un total de hasta 75 millones de pesos. El resto lo destina la provincia.