Harán un seguimiento de las exportaciones de fruta a Brasil

noviembre 24, 2009

Se creará una comisión de seguimiento de las ventas frutícolas al vecino país hasta que se resuelva la cuestión de fondo que es la emisión de licencias automáticas.

El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, participó hoy de la IXª reunión extraordinaria del Consejo Federal Agropecuario (CFA) que se realizó en el salón Gris del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca cuyo titular Julián Dominguez presidió el encuentro.

El titular de la cartera productiva neuquina estuvo acompañado por el subsecretario de Desarrollo Económico Javier Van Houtte. Los funcionarios firmaron los acuerdos que permiten concretar los desembolsos para la provincia de Neuquén vinculados al Plan Frutícola Integral. Los acuerdos incluyen un millón para el Fondo Compensador Antigranizo, 1.125.000 pesos para fortalecer el programa sanitario, 2.500.000 pesos para asistencia a pequeños fruticultores y 5.375.000 pesos para la Modernización Productiva.

Bertoya indicó también que se resolvió constituir una comisión permanente de seguimiento del ingreso de fruta a Brasil cuyo objetivo es “que no haya retraso en la comercialización, hasta que se resuelva la cuestión de fondo de las licencias automáticas”. La comisión de seguimiento estaría formada por los ministros de las provincias que poseen producción frutícola, representantes de Cancillería y Agricultura de la Nación y también por los sectores privados de cada provincia.

Agregó que también se trató el tema de cómo blanquear el trabajo de los obreros temporarios en fruta fina y horticultura, se pidió un Plan Nacional de manejo del recurso hídrico para mejorar su eficiencia, incrementar la superficie plantada y que sea sustentable económica, socialmente.

El Consejo Federal Agropecuario fue creado por la ley 23843 de 1990, es presidido por el titular del organismo nacional que entiende en la materia e integrado por los ministros o secretarios de las provincias y es una instancia de asesoramiento y consulta por parte del Poder Ejecutivo en todas aquellas cuestiones atinentes al sector agropecuario y pesquero, que por su impacto en las economías regionales o provinciales así lo requieran.