Hace doce años que esperaban el centro para artesanos

febrero 8, 2010

La vicepresidenta del Centro Cultural Mapuche y Artesanal Mapuche expresó que el espacio es para todos los artesanos mapuches de la provincia e indicó que lo venían reclamando hace 12 años.

Con la presencia del secretario de Turismo de la Nación, Enrique Meyer; el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya; y la subsecretaria de Turismo, Alicia Lonac; entre otros, se inauguró el domingo el Centro Cultural Mapuche y Artesanal Mapuche en Junín de los Andes.

La dirigente mapuche Elba Linares se refirió al significado que tiene para la comunidad mapuche el centro cultural. “Para nosotros la apertura de este centro significa muchísimo. Es para que los artesanos trabajen y salgan adelante y así puedan dejar la pobreza; porque se puede salir, con artesanía se puede salir”, y agregó que el sueño del centro cultural fue un sueño de doce años para todos los artesanos mapuches de la provincia, también de Río Negro y de Chubut.

Linares dijo que “este reclamo que duró 12 años se hizo pacíficamente y sirve para que el turista conozca a los mapuches que la mayoría somos gente trabajadora”. Manifestó además que hay que trabajar para ser alguien, “sino trabajamos no somos nadie”, y se diferenció de algunos sectores de la comunidad mapuche que reclaman pensiones o planes del Estado provincial para vivir: “Yo no vivo de una pensión, no vivo de un plan, no vivo ni de un subsidio de Nación ni de provincia, me siento orgullosa porque vivo de mi trabajo. No se puede estar esperando que alguien nos de algo para vivir, porque hoy nos dan pero mañana no”.

La vicepresidenta del Centro Cultural Mapuche y Artesanal Mapuche aclaró que dentro de la comunidad mapuche “no todos pensamos igual y hay ‘vivos’ que usan a la gente para salir a la ruta y después se esconden, y la gente por ser ingenua o no pensar, salen a la ruta y no se dan cuenta que los están usando”.

Finalmente dijo que “hay algunas personas que están enojadas con mi discurso, pero yo digo lo que siento, porque me siento orgullosa de vivir como vivo”.