Se trata de Las Taperitas SA y Patagonia Nogales. El primero es un proyecto que se está consolidando paso a paso y que propone un sistema de engorde a corral de ganado vacuno acoplado a un manejo con pasturas. El segundo, consiste en la siembra, cosecha y clasificación de nueces para su comercialización.

El gobernador Omar Gutiérrez visitó ayer por la tarde Las Taperitas SA, un establecimiento de la firma Ilolay que está ubicado tres kilómetros al sur de Picún Leufú. También estuvo en Patagonia Nogales, donde se siembran, cosechan y clasifican nueces para su comercialización. Lo hizo acompañado por el intendente Carlos Casteblanco.

Gutiérrez felicitó a todo el circulo de desarrollo productivo que se está llevando adelante en Paso Aguere, El Sauce, Picún Leufú y Piedra del Águila. Sobre el emprendimiento dedicado al cultivo de nogales, mencionó que pertenece a un grupo económico que tiene en producción 130 has de nueces de exportación y ha comprado, junto a otro grupo inversor, alrededor de 25 mil hectáreas a la altura de Fortín Nogueira.

El mandatario neuquino se interiorizó sobre el emprendimiento ganadero Las Taperitas, cuyo proyecto general contempla diversas actividades, entre las cuales se destacan la producción de forrajes, cría bovina, engorde a corral y forestación.

Consideró que tres factores permiten la ampliación de matriz productiva neuquina: la seguridad jurídica y económica que brinda el gobierno de la provincia a los inversores y que genera previsibilidad; la obra del canal de riego La Picasita que garantiza el acceso al agua y el estatus sanitario libre de aftosa que permite transitar la senda exportadora.

A continuación, el gobernador destacó el emprendimiento Las Taperitas que lleva adelante el grupo Ilolay al explicar que «ya tiene 700 hectáreas en producción con un sistema de riego muy novedoso, aprovechando una obra fundamental que es el canal La Picasita».

Esa superficie la destinan -dijo- a la producción de forrajes para el pastoreo de animales. «Ahí hay un feedlot que está apalancado en el plan ganadero que muy bien ha trabajado (el ministro de Producción e Industria) Facundo López Raggi con los distintos eslabones de la cadena productiva. En este momento tienen 500 cabezas de ganado en engorde. Han tenido mil. Han invertido 6 millones de dólares. Ahora le han comprado a un privado 5.000 nuevas hectáreas con lo cual van a seguir avanzando en el desarrollo de forrajes y el feedlot».

Respecto del engorde a corral, ha cumplimentado su habilitación en el marco de la ley provincial 2797 -que regula la actividad de engorde intensivo de ganado bovino a corral o feedlot- con los correspondientes avales de las subsecretarías de Ambiente y de Recursos Hídricos.

El proyecto de feedlot -para el cual se hizo una audiencia pública el año pasado- abarca una superficie de 40 hectáreas con un área de 14 hectáreas de corrales, a lo que se anexa toda la superficie de galpones, viviendas, reservorios de alimentos y corrales de trabajo. La capacidad total del engorde será de aproximadamente 5.000 animales, cumpliendo con todos los requisitos establecidos en materia de bienestar ambiental y buenas prácticas productivas para el cuidado del ambiente y el recurso hídrico.

A la fecha, el establecimiento se encuentra en producción mediante suplementación y pastoreo directo y se ha avanzado en el desarrollo de las instalaciones.

El proyecto se complementa con un campo de cría situado hacia Piedra del Águila, donde se encuentran las vacas cría. Por ello, parte de la provisión de terneros será de producción propia y se complementará con compra de terneros a terceros.

Durante 2020 se produjeron por parte de la empresa aproximadamente 1.500 bovinos a faena a nivel provincial.

Engorde a corral

Cabe recordar que el sector de la cadena productiva que mayor crecimiento ha experimentado en estos últimos 15 años es el de engorde y terminación de animales. Comenzaron de forma incipiente durante 2001 y 2002, y se fueron consolidando en áreas de secano y con producción bajo riego como Zapala Añelo, Picún Leufú y Confluencia.

Desde el ingreso en vigencia de la Ley 2.797, que enmarca la actividad, se avanzó con la regularización de 12 establecimientos de los cuales tres han sido regularizados recientemente (Ranquilón, Piedra del Águila y Las Taperitas). Además, se encuentran con la factibilidad de la subsecretaría de Producción siete de ellos, que están en instancia de evaluación por parte de Ambiente y Recursos Hídricos de la provincia.