Durante una recorrida visitó la obra del natatorio, comercios de la localidad, la delegación de Corfone y un loteo donde se emplazarán 600 viviendas.   

En la continuidad de su visita por el norte neuquino, el gobernador Omar Gutiérrez llegó por la tarde a la localidad de Loncopué. Acompañado por el intendente Walter Fonseca, y los concejales de la localidad mantuvo un encuentro de trabajo.

Durante su estadía, supervisó los avances de las obras locales, entre ellas el proyecto del nuevo natatorio climatizado y un futuro loteo donde se emplazarán 600 lotes. La visita se relacionó con la planificación de tareas compartidas para el año en curso y retomar la agenda pendiente del año pasado.

Gutiérrez destacó que más allá de la pandemia Loncopué dio continuidad a las obras y comprometió el apoyo de la provincia. “Estoy aquí para ver cuáles son las necesidades, las prioridades para ver cómo articulamos juntos el Gobierno provincial, municipal y nacional, porque nuestra gente nos necesita, nos necesitamos”, señaló Gutiérrez.

 

El mandatario se refirió también a la obra del natatorio climatizado a la que calificó de “emblemático y fundamental”. “Estamos en la recta final, hemos tenido algún contratiempo con la pandemia pero estamos a un paso de terminarla y nos comprometemos a terminar esta obra en los próximos meses y poder inaugurarla para la práctica de la natación”, enfatizó.

El gobernador manifestó que se trata de “una obra que permitirá el desarrollo deportivo, favoreciendo el encuentro y la integración para seguir avanzando en el crecimiento y progreso del pueblo de Loncopué”.

Por su parte, el intendente se mostró optimista de poder contar rápidamente con el natatorio para poder ofrecer una salida a los consumos problemáticos de la localidad.