El gobernador presidió esta tarde la firma de dos acuerdos entre los ministerios de Salud y Deporte, Cultura, Juventud y Gobierno. Uno de ellos permitirá constituir una red intersectorial para que los Operadores Socio Espirituales en Adicciones acompañen a pacientes con vulnerabilidad social. El otro establece parámetros para las visitas de líderes religiosos a hospitales y centros de internación.

En un acto presidido por el gobernador Omar Gutiérrez, se firmaron esta tarde dos convenios que posibilitarán constituir una red intersectorial para que Operadores Socio Espirituales en Adicciones (OSEA) acompañen a pacientes con vulnerabilidad social, y el establecimiento de parámetros para las visitas de líderes religiosos de diferentes credos a hospitales y centros de internación.

Los acuerdos fueron suscriptos entre los ministros de Salud, Ricardo Corradi Diez, y de Deporte, Cultura, Juventud y Gobierno, Juan Pablo Prezzoli, en un acto realizado a las 18 en el Auditorio de la Casa de Gobierno.

Los acuerdos fueron suscriptos entre los ministros de Salud, Ricardo Corradi Diez, y de Deporte, Cultura, Juventud y Gobierno, Juan Pablo Prezzoli.

En su alocución, el gobernador Gutiérrez sostuvo –dirigiéndose a operadores y líderes religiosos– que “sueño porque estoy convencido que podemos tener una provincia libre de consumo problemático; no conozco a un solo neuquino de los 720 mil que teniendo cultura, educación, deporte y trabajo elija el consumo problemático. Hay que trabajar para que a nadie le falte cultura, educación, deporte y trabajo”.

“Ustedes tienen el don de Dios y la oportunidad en la palabra de rescatarlos, ayudarlos y darles una mano para que levantándolos vuelvan a caminar”, dijo Gutiérrez.

“Queremos una provincia libre de consumos problemáticos y lo hacemos a través de dos convenios que permiten –formándonos y capacitándonos a todos– acompañar estas realidades de manera cercana; y al que no lo entiende hay que despertarlo y activarlo para ganarlo. Porque todos los habitantes de esta provincia queremos una vida sana. Y en la droga y en el alcohol no hay vida”.

En el transcurso del acto, Germán Cazeneuve, director general de Religión y Culto manifestó “creemos firmemente en el compromiso que asumió el gobierno provincial de crear una mesa interministerial sin generar una estructura paralela dentro del gobierno sino que cada ministerio  actúe desde su competencia en acompañar las acciones de gobierno”. También expresó que “trabajar desde el concepto de salud comunitaria para nosotros es esencial desde el punto de vista de que todos somos actores que vamos generando esta cultura de la prevención y de la vida”.

El primero de los convenios expresa en sus considerandos que “es necesario definir de manera específica las formas de cooperación comprometidas por las entidades intervinientes en pos del cumplimiento de la Ley Nacional de Salud Mental y Adicciones Nº 26657 que en el art. 9 señala que el proceso de atención debe realizarse en un marco de abordaje interdisciplinario e intersectorial orientado al reforzamiento, restitución y promoción de los lazos sociales”.

“Ustedes tienen el don de Dios y la oportunidad en la palabra de rescatarlos, ayudarlos y darles una mano para que levantándolos vuelvan a caminar”, dijo Gutiérrez.

Por tanto dicho convenio tiene por objeto constituir una red intersectorial de trabajo colaborativo para el acompañamiento, apoyo e inclusión de los OSEA a personas con consumo problemático o riesgo de padecerlo por estar en situación de vulnerabilidad social que se encuentren vinculados al sistema público de salud. La dirección general de Religión y Culto desarrolló un curso de OSEA que en sus dos primeras ediciones permitió la capacitación de doscientos operadores en la zona Confluencia.

Entre los objetivos generales del acuerdo se cuenta fortalecer el tejido social para promover el mantenimiento de la salud o su recuperación, en la vida comunitaria, maximizar la continuidad de los cuidados del sistema sanitario en la comunidad y promover la autonomía de las personas y comunidades en la resolución de sus padecimientos. En tanto los objetivos específicos son la detección de situaciones de padecimiento por consumo problemático de sustancias, orientar a las personas en el reconocimiento del problema para que se transforme en un pedido de ayuda conducente, acompañar en la construcción de un proyecto de vida y colaborar en la continuidad y adherencia del tratamiento dispuesto por el equipo interdisciplinario de salud.

El otro acuerdo busca  establecer un marco adecuado que agilice las visitas espirituales a pacientes que se encuentren internados en hospitales o centros de internación por parte de los líderes religiosos de los diferentes credos. Con ese objeto el ministerio de Deporte, Juventud, Cultura y Gobierno emitirá credenciales de autorización para líderes religiosos con el objeto de que puedan acceder a hospitales y centros de internación.

Esta acreditación les permitirá el ingreso a los nosocomios –previa autorización de los médicos a cargo– fuera del horario de visita; en tanto los líderes religiosos que no se encuentren inscriptos en el Registro sólo podrán visitar a los pacientes en horario de visita.

En un acto presidido por el gobernador Omar Gutiérrez, se firmaron esta tarde dos convenios.