El gobernador rememoró el recorrido de la actividad en la provincia desde los comienzos hasta la nueva perspectiva que se abrió en la producción hidrocarburífera gracias a Vaca Muerta. “En septiembre hemos recuperado la producción de petróleo de hace 8 años: 123.600 barriles diarios”, destacó.

El gobernador Omar Gutiérrez presidió esta mañana el acto central por los 100 años del petróleo en la provincia del Neuquén, que se desarrolló en el pozo 1 del barrio Campamento 1 de Plaza Huincul, donde se encontró por primera vez el hidrocarburo en 1916.

Acompañado por el intendente de Plaza Huincul, Juan Carlos Giannattasio, Gutiérrez hizo un recorrido histórico desde aquel primer pozo perforado por el ingeniero Enrique Cánepa y su equipo, hasta el presente con la explotación del yacimiento no convencional Vaca Muerta.

Calificó a aquel primer proyecto como “un acto de patriotismo, una epopeya, que nos abrió la puerta a la libertad y a la autonomía”, y aseveró que “cuando hay disciplina, conducta, lealtad y nobleza, se construye futuro”.

“El desarrollo hidrocarburífero actual vuelve a plantearnos nuevos desafíos. Han cambiado las tecnologías, los procedimientos cambiaron y se sumaron nuevas empresas, pero el valor de la clase trabajadora ha estado y estuvo siempre presente”, dijo el gobernador.

Resaltó el acompañamiento del gobierno nacional, del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa y del pueblo de Cutral Co y Plaza Huincul para promover la inversión.

“En septiembre hemos recuperado la producción de petróleo de hace ocho años: 123.600 barriles diarios de petróleo. Hemos recuperado un piso histórico de producción de gas de hace diez años, casi 70 millones de metros cúbicos por día. Hoy, teniendo la invitación para estar en Bahía Blanca, he decidido estar acá. Cuando hay un buque regasificador que ya no va a importar más gas, yo estoy acá, al lado y a la par de la clase trabajadora, que es la que permite que cada día haya más inversión, más producción y más trabajo”, expresó Gutiérrez.

Señaló que “no vamos a parar hasta generar la energía abundante en calidad y barata para calefaccionar cada hogar, para fortalecer cada comercio y cada industria, para generar más progreso y más desarrollo”, y aseguró que “la actividad del petróleo y el gas ha sido una actividad noble y leal con el pueblo neuquino, que ha permitido derramar, potenciar y generar las distintas actividades económicas: el turismo, el comercio, la industria, los desarrollos inmobiliarios, la actividad bancaria”.

“Estamos felices de nuestras empresas públicas, estamos convencidos de que no hay que confrontar inversión pública y privada, hay que articular e integrar. Esto no es a los codazos, es codo con codo, hermanados en la causa de la actividad por nuestra provincia, enamorados y apasionados por la provincia del Neuquén y por la patria”, dijo.

Gutiérrez calificó a aquel primer proyecto como “un acto de patriotismo, una epopeya, que nos abrió la puerta a la libertad y a la autonomía”.

En cuanto al perfil actual de la actividad, el gobernador mencionó que “el desarrollo hidrocarburífero actual vuelve a plantearnos nuevos desafíos. Los mismos que aquella vez. Han cambiado las tecnologías, los procedimientos cambiaron y se sumaron nuevas empresas, pero el valor de la clase trabajadora ha estado y estuvo siempre presente”.

Dirigiéndose a los empleados petroleros, aseveró que “si no hubiese sido por ustedes, hoy el país no podría estar ilusionado con tener el gran polo de desarrollo energético industrial y la segunda fuente de generación de exportaciones y generación de divisas, para que se acabe definitivamente el déficit comercial argentino después de siete décadas, que es el que genera déficit fiscal y esta alta inflación con recesión económica, que carcome el bolsillo de los trabajadores”.

Gutiérrez aseveró que “es ahí donde debemos poner el foco, en el trabajo de cada obrero, de cada empleado” y afirmó que desde el gobierno provincial “estamos orgullosos y agradecidos”.

Elogió el gran crecimiento de la provincia del Neuquén en cuanto a economía y población en los últimos 60 años, en comparación con el experimentado a nivel nacional. “Este camino lo tenemos que cuidar y en esta senda, la clase trabajadora del petróleo y del gas tiene que ser reconocida y defendida, ocupar un lugar preponderante, porque si no hubiera sido por ella no tendríamos este presente de grandeza”, evaluó.

Omar Gutiérrez presidió esta mañana el acto central por los 100 años del petróleo en la provincia del Neuquén, que se desarrolló en el pozo 1 del barrio Campamento 1 de Plaza Huincul.

“Así como defendemos a cada empresario, vamos a seguir defendiendo a cada trabajador, por este compromiso de honor que tenemos con la historia, para que estos chicos, estos jóvenes, tengan más y mejores oportunidades que nosotros, para construir futuro y apalancarnos en esta causa común de crecimiento y desarrollo”, finalizó.

El intendente Giannattasio calificó a la jornada como “un día muy especial”, porque “a partir de este descubrimiento las localidades de Cutral Co y Plaza Huincul, así como toda la provincia del Neuquén, comenzaron a desarrollarse y, a partir de estas riquezas, la República Argentina”.

“Entre los que habitamos en la comarca y en la provincia toda, también tenemos un sentimiento de gratitud hacia la naturaleza que nos brindó los recursos y hacia esos hombres y mujeres que con su trabajo hicieron posible este presente de desarrollo”, indicó.

Por último, el intendente consideró como “un hecho sumamente positivo la decisión del gobierno de la provincia –en una continuidad de la política de Estado del gobernador Gutiérrez– de renovar la concesión del yacimiento El Mangrullo, para que todas las regalías de su producción sean aprovechadas en beneficio exclusivo de Plaza Huincul y Cutral Co”.

Participaron del acto el senador y secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra; los ministros de Producción e Industria, Facundo López Raggi y de Energía y Recursos Naturales, Alejandro Monteiro; el secretario general de Gobierno y Servicios Públicos, Leonel Dacharry; y la diputada nacional Alma Sapag; entre otros.

Gutiérrez expresó “estamos convencidos de que no hay que confrontar inversión pública y privada, hay que articular e integrar”.