El resultado total entre ingresos y gastos de la provincia arroja un saldo de 12.222 millones de pesos a favor. Se estima que habrá un crecimiento del 26% en la producción de petróleo crudo y del 9% en la de gas, lo que posibilitará que en su primer año de implementación el Fondo de Estabilización y Desarrollo del Neuquén recaude unos 2500 millones de pesos provenientes de regalías.

El gobernador Omar Gutiérrez presentó esta mañana los lineamientos del presupuesto que enviará a la Legislatura provincial para 2022, que será de 322.468 millones de pesos con un superávit para el ejercicio económico y financiero de 56.147,6 y 12.222,1 millones de pesos respectivamente.

A la vez, se estima un crecimiento del 26% en la producción de petróleo crudo y del 9% en la de gas, por lo que se prevé que el Fondo de Estabilización y Desarrollo del Neuquén (FEDEN) sancionado el año pasado por la Legislatura para actuar como fondo de contingencia o anticíclico, reciba aproximadamente 250 millones de pesos por mes provenientes de regalías hidrocarburíferas. La ley 3269 establece que el 50% de las regalías correspondientes a la producción exportada de petróleo y de gas natural –que representa actualmente del 10% de la producción total- debe destinarse a este fondo.

“Por primera vez en la historia de la provincia tenemos un fondo anticrisis, anti emergencia, para apalancar la ampliación de la matriz productiva, económica, turística e industrial. Si se cumpliesen los parámetros sobre los cuales estamos presentado este presupuesto debería el monto anual estimado para nutrir y fondear este recurso que le otorga previsibilidad a las finanzas y el desarrollo de la provincia ser de 2.500 millones de pesos el año que viene”, expresó el gobernador.

El ministro de Economía, Guillermo Pons, explicó que el presupuesto tomó en cuenta las variables macrofiscales definidas por el gobierno nacional respecto del tipo de cambio nominal para 2022 de 131,10 pesos por dólar, con una variación del IPC del 33% y un crecimiento del PBI real del 4%. A partir de esas variables se realizó la formulación de los recursos de la provincia del Neuquén.

Según las proyecciones realizadas por la cartera de Economía, la producción promedio de petróleo crudo prevista para 2022 será de 244.300 barriles por día con un precio estimado de liquidación en boca de pozo es de 53,30 dólares por barril; mientras que la producción promedio de gas será de 68,2 millones de metros cúbicos y el precio estimado será de 2,7 dólares por millón de BTU. “Si hacemos una comparación con los valores que tenemos hoy a septiembre con producción promedio hay un aumento en todos los valores por encima de los indicadores de este año”, señaló el ministro.

Gutiérrez, a su vez, resaltó que sobre esa base promedio “nosotros estamos previendo para el año que viene un crecimiento en la producción de petróleo del 26 por ciento. Esto hace que la producción promedio de barriles/día llegue el año que viene a 234.200 barriles, de lo cual estamos estimando que el 10 por ciento se va a exportar. Son aproximadamente 285, 288 mil barriles/día de producción de petróleo a diciembre del año que viene”. En cuanto al gas “la producción promedio crece de casi 63 a 68 millones de metros cúbicos por día. Esto significa que el incremento en la producción de gas es del 9% para el año que viene”.

Pons explicó que el precio internacional del barril de petróleo Brent es actualmente de 85,47 dólares, por lo que existe hoy un desfasaje con el precio al que se le liquidan las regalías a la provincia. En cambio, el precio de liquidación de exportaciones previsto para el año que viene en el presupuesto nacional es de 61,33 dólares en boca de pozo, por lo que se acerca más al valor internacional.

En cuanto al esquema ahorro-inversión, el total de ingresos es de 318.174,2 millones de pesos con gastos corrientes por 262.026,6 millones y un resultado económico positivo de 56.147,6 millones. Respecto del segmento de capital los ingresos son de 4.294 millones con gastos de 48.219,2 millones lo que lleva a ingresos totales por 322.468,2 millones, con gastos totales por 310.246,1 millones, lo que implica que un resultado financiero total positivo de 12.222,1 millones de pesos.

Los ingresos por tributos son de 178.014,3 millones, con 94.792,5 millones correspondientes a impuestos provinciales –ingresos brutos, inmobiliario y sellos- y 82.221,8 a los impuestos nacionales. Respecto de los recursos no tributarios, las regalías aportan 100.803 millones de pesos y las tasas y derechos 16.236,2 millones. El resto de lo recaudado es en concepto de trasferencias corrientes, venta de bienes y servicios de la administración pública y rentas de la propiedad.

En total las regalías representan un 31% de los ingresos, los impuestos nacionales un 26% y los impuestos provinciales un 30%, con un 14% restante aportado por otros ingresos corrientes y de capital.

Inversiones

Respecto de los gastos, el principal es en Personal con 157.180 millones, lo que representa un 51%; y en bienes y servicios no personales, 38.984 millones de pesos. La Caja previsional del ISSN tiene un déficit proyectado de 9619,7 millones de pesos, aunque “finalmente las cuentas fiscales de la provincia consolidadas incluyendo ese déficit arrojan un superávit fiscal de 2.602,3 millones de pesos. En su integralidad, arroja un resultado positivo”, destacó el gobernador.

En cuanto a la distribución de las inversiones, el 37,7% está destinado a Educación, el 10,7% a Policía, el 19.7% a Salud, el 16,3% a Administración Central y el 4% a organismos descentralizados. El Poder Judicial y Consejo de la Magistratura recibirá un 9,3% % y Poder Legislativo 2,4%, totalizando las inversiones en 310.000 millones.

En Infraestructura, divididas por finalidad, la administración gubernamental recibirá un 2%, servicios de seguridad el 1%, servicios sociales 54%, y los económicos el 42%. Dentro de este último ítem se encuentran las comunicaciones, transporte, industria y comercio.  “La distribución por zona es equitativa y reforzando la zona norte y zona centro para lograr una mayor integración del desarrollo de la provincia, con un nivel de más de 35.000 millones de inversión en infraestructura”.

En cuanto a Salud, la ministra del área especificó la composición de la inversión tanto en lo que respecta a la campaña de vacunación que se está realizando contra el Covid19 como en la ejecución de obras destinadas al área sanitaria y la adquisición y distribución de nuevos vehículos de alta complejidad en la provincia (ver nota aparte).

Respecto de la posibilidad de utilizar la herramienta de emisión de 12.800 millones aprobada por la Legislatura, el ministro de Economía dijo que si bien resta pagar dos aumentos salariales previstos para la administración pública entre noviembre y diciembre, más el aguinaldo, “dentro de una sana administración vamos a buscar no tener que utilizar el endeudamiento que aprobó el órgano legislativo”. “El año 2021 evolucionó muy bien en cuanto a las regalías y los recursos nacionales y provinciales. La incertidumbre de principios de año recién se está liberando y estamos teniendo un panorama más aliviado de la economía y de las actividades que traccionan los recursos provinciales”, finalizó.