Se trata de un espacio de construcción colectiva de intersectorial de políticas públicas que recomendará políticas públicas al gobierno para la reconstrucción del Neuquén una vez que culmine la pandemia de Copvid-19.

 El gobernador Omar Gutiérrez lanzó hoy el “Consejo Consultivo Plural. Hacia el día después, desde el hoy”. Se trata de un ámbito de construcción colectiva de políticas públicas para  definir y esbozar los grandes trazos de la reconstrucción socioeconómica de la provincia tras la pandemia de coronavirus, sobre la base de los consensos y acuerdos estructurales que reflejen los intereses comunes esenciales de la sociedad neuquina en la nueva normalidad que está emergiendo de la crisis.

El consejo fue lanzado en una conferencia de prensa de la que participaron el vicegobernador, Marcos Koopmann, el Jefe de Gabinete, Sebastián González; la ministra de Gobierno y Seguridad, Vanina Merlo; la ministra de Salud, Andrea Peve; y el secretario de Estado del Copade, Pablo Gutiérrez Colantuono; entre otros.

Además, Gutiérrez presentó la web creada especialmente para este consejo (https://consejoconsultivoplural.neuquen.gob.ar/) y envió por correo electrónico la primera invitación para formar parte de ese espacio al rector de la Universidad Nacional del Comahue, Gustavo Crisafulli.

“La idea de un Consejo Consultivo Plural es una oportunidad de salida democrática de la crisis. Lo que se busca construir es un espacio colectivo organizado, con reglas de trabajo, y con toda la libertad de opinión para la definición constructiva de alternativas de políticas públicas”, explicó el mandatario.

“La construcción de este espacio de manera dinámica es similar a la que llevamos adelante con el Plan Quinquenal. Este es el momento propicio para ofrecerle a la sociedad la construcción de este espacio, en el que todas y todos van a contar con las mismas posibilidades”, agregó.

Este Consejo analizará de forma profunda el estado de situación actual del tejido socioeconómico, evaluará alternativas y propondrá posibles soluciones, teniendo especialmente en cuenta que la crisis y sus efectos e impactos actuales y futuros se manifiestan de forma desigual en el territorio y en los distintos grupos sociales, y es por ello que las políticas públicas diseñadas serán diferenciadas, adaptadas y acordes a las diversas necesidades.

La provincia del Neuquén, en consonancia con lo propuesto desde el gobierno nacional, apuesta a desarrollar una estrategia integral, que se propone atender las necesidades actuales, sin dejar de planificar el escenario pos-cuarentena. Dicha estrategia está conformada por diversas políticas públicas, que sin importar su contenido específico, están atravesadas por cinco paradigmas priorizados: la solidaridad, el bien común, la prevención y mitigación de impactos, la reducción de vulnerabilidades y la garantía de derechos, que el gobierno provincial ha fijado

Por otro lado, Gutiérrez especificó que este Consejo “no tendrá ninguna función de las que ya hacen los poderes públicos y privados constituidos, ni los reemplazará. No definirá ni ejecutará políticas, no legislará ni juzgará”.

“Exigen estos tiempos actuales, y los que vendrán, el mayor fortalecimiento de las democracias, de los derechos fundamentales, de las reglas del Estado de Derecho y de las responsabilidades de todos los miembros de la sociedad”.

Objetivo

El jefe de Gabinete, Sebastián González, explicó que este espacio “buscará  aumentar las capacidades, reducir las vulnerabilidades e incrementar la resiliencia del tejido socioeconómico neuquino frente a la crisis, tanto en el presente como a mediano y largo plazo, efectuando recomendaciones al Poder Ejecutivo Provincial en materia de diseño y adopción de políticas públicas apropiadas a ese fin.”

Agregó que en el Consejo Consultivo Plural deberían estar representados todos los espacios y actores que tienen genuino interés en el futuro colectivo de la Provincia del Neuquén, partiendo de sus diversidades. Es un espacio que todos los actores representados deberían esforzarse por dejarlo a salvo de intereses electoralistas de corto plazo, y/o  de voluntades que buscan desestabilizar la gobernabilidad, sea cual fuere su orientación política partidaria.

La representación de esos espacios y actores debería responder a los siguientes criterios:

1 Representación intersectorial: cámaras, empresas, universidades, colegios profesionales, expertos y sindicatos, entre otras.

2 Representación ciudadana: partidos políticos, ONGs, iglesias, movimientos sociales, comisiones vecinales, mutuales, clubes,  APDH, cooperativas, entre otras.

3 Representación intergubernamental: poderes del Estado provincial y gobiernos locales.

La conformación de estas representaciones deberá atender a la diversa realidad territorial y microrregional de la provincia y garantizar la participación igualitaria de géneros en las mismas.

La participación de representantes intersectoriales, ciudadanos e intergubernamentales en el Consejo Consultivo Plural será en todos los casos a título “ad-honorem”.

Funciones y funcionamiento

El Consejo definirá oportunamente un plan de trabajo concreto, que al ser desplegado y realizado en las diferentes instancias por los organismos, sectores, actores y organizaciones que formen parte del Consejo, permitirá la elaboración de las propuestas para remitir al Poder Ejecutivo Provincial, en  forma de “recomendaciones”, que serán insumos estratégicos para la toma de decisiones.

Previo a emitir las recomendaciones, el Consejo deberá:

Diseñar diagnósticos expeditivos sobre el estado de situación socioeconómico que atraviesa la provincia del Neuquén, investigar y evaluar estudios de caso en el mundo que pudiesen ofrecer insumos para generar estrategias propias frente a la crisis, elaborar propuestas con medidas concretas, a corto, mediano y largo plazo en cada uno de los sectores económicos y productivos, para cada uno de los estratos sociales, desarrollar propuestas específicas para los grupos vulnerables: adultos mayores, mujeres, la niñez, personas con discapacidad, personas desempleadas, personas subempleadas, entre otros; y elaborar informes técnicos periódicos, tanto diagnósticos como propositivos.

Si fuese necesario, una vez que el Consejo Consultivo Plural comience a funcionar, podrían conformarse comisiones temáticas para avanzar con mayor celeridad en cada tema.