El gobernador agradeció y felicitó a la institución por la noble tarea que realiza en la lucha contra el narcotráfico, en los pasos fronterizos y su rol de asistencia luego de desastres naturales.

El gobernador Omar Gutiérrez presidió este mediodía el acto por el 78º aniversario de Gendarmería Nacional, que se desarrolló en el predio de la institución en Neuquén capital.

“En nombre del gobierno y del pueblo neuquino quiero agradecerles porque siempre están presentes, custodiando y acompañando”, expresó Gutiérrez en su discurso, al tiempo que recordó los acontecimientos recientes en los que les tocó participar como la erupción de los volcanes Cordón Caulle-Puyehue, Calbuco y Copahue y las inundaciones e incendios que afectaron a la provincia.

“Siempre estuvieron al pie de la trinchera con esos valores de amor, coraje, generosidad y esa actitud de servicio hacia el prójimo”, señaló.

También valoró el trabajo que desarrollan en los puntos de frontera. “Las cuidan y fortalecen. No es una simple delimitación del mapa, sino que hacen Patria ahí, donde a veces no hay nadie, tan solo ustedes, los más fuertes y duros. En esos lugares demuestran lo que dice el Papa Francisco, conducta. Ustedes son un ejemplo de conducta”, enfatizó.

Gutiérrez felicitó y se manifestó “sumamente orgulloso de quienes forman parte de la institución”.

El gobernador dedicó un párrafo aparte al rol que cumplen como institución en el plan provincial de la lucha contra la droga y el alcohol. “Ustedes son también auxiliares de la justicia. Contamos y confiamos en cada uno de ustedes. Forman parte en este siglo de la batalla contra este flagelo en el tráfico y el narcotráfico. Tienen una tarea importantísima en cada conexión con el país lindero y cuando hablo con las autoridades de la Policía siempre me dicen lo mismo: si no fuera por Prefectura y Gendarmería no podríamos llevar adelante este trabajo en la lucha contra el narcotráfico y la droga”, destacó.

El mandatario estuvo acompañado por el vicegobernador Rolando Figueroa; el intendente de la ciudad de Neuquén, Horacio Quiroga; el ministro de Gobierno y Justicia, Mariano Gaido; el jefe de la Agrupación XII Comahue de Gendarmería Nacional, Dante Zabala; y diputados provinciales, entre otros.

Las actividades se iniciaron en horas del mediodía. Tras la entonación del Himno Nacional, hubo una invocación religiosa y una bendición de reconocimientos a cargo del obispo de Neuquén, Virginio Bressanelli. Posteriormente, el jefe de la Agrupación XII Comahue leyó el discurso del director nacional de Gendarmería y luego se dirigieron a los presentes el gobernador y el intendente de la capital neuquina. Más tarde se entregaron reconocimientos a personal con 25 años de servicios en la institución.

A su turno, el intendente Quiroga señaló que “teníamos que defender las fronteras y esa fue la misión que en la génesis de nuestra historia obtuvo la Gendarmería Nacional; fuerza de seguridad que ha ido transformándose y adecuándose a las circunstancias y a las necesidades de la Patria”.

Sostuvo que “no hay ninguna duda que la Gendarmería, entre otras cosas, fue también fundador de pueblos” y agregó que en la provincia del Neuquén hay “siete escuadrones, seis de frontera y uno operativo”.

Gendarmería Nacional Argentina fue creada el 28 de julio de 1938, durante la presidencia de Roberto Marcelino Ortiz, debido a la necesidad de consolidar el límite internacional y garantizar la seguridad de colonos y pobladores en regiones alejadas del país, comenzando a asentarse en los Territorios Nacionales como resguardo fronterizo.

El gobernador dedicó un párrafo aparte al rol que cumplen como institución en el plan provincial de la lucha contra la droga y el alcohol.