El gobernador dijo que estos encuentros buscan fortalecer territorialmente a ambos países, profundizar lazos y ganar nuevos mercados.

El gobernador Omar Gutiérrez participa hoy de la VI Reunión de gobernadores argentinos e intendentes chilenos de la frontera común. El encuentro, que tiene lugar en la Cancillería argentina, fue inaugurado a las 10 en el Salón Libertador del Palacio San Martín y permitió avanzar en diversos temas tratados en los Comités de Integración.

Durante la jornada también se concretará un encuentro entre los presidentes de Chile y Argentina, Michelle Bachelet y Mauricio Macri, y se desarrollará también la VIII Reunión binacional de ministros Argentina-Chile de la que participarán integrantes de los poderes Ejecutivos de ambas naciones.

Gutiérrez dijo sentirse “muy feliz por este encuentro de integración” y explicó que el objetivo del mismo “es fortalecernos territorialmente, integrarnos para poder profundizar y desarrollar todas nuestras posibilidades, para poder salir a los distintos mercados”.

“Las diferencias no pueden jamás separarnos ni dividirnos, son el valor agregado para generar más trabajo en nuestros pueblos. Esta reunión no es por casualidad, sino fruto de varios trabajos que se llevan adelante, fortaleciendo la identidad territorial de Argentina y Chile”, expresó.

En este sentido, adelantó que durante el primer trimestre de 2017 los empresarios neuquinos “visitarán las distintas regiones de Chile para seguir intercambiando y profundizando la relación a partir de compartir el conocimiento, los aciertos y los errores”.

Por su parte, el intendente de la región del Bío Bío, Rodrigo Díaz Worner señaló que “el objetivo es ver qué oportunidades existen para poder lograr un desarrollo armónico y recíproco entre nuestras provincias y regiones”, y destacó que “toda la administración de la provincia del Neuquén ha tenido una serie de gestos concretos que se han traducido en encuentros entre empresarios, en desarrollo turístico, de comercio y logística que van augurando un mejor futuro a ambos lados de la cordillera”.

“Hemos avanzado más en estos últimos meses de lo que habíamos avanzado en períodos anteriores y eso se debe a una clara intencionalidad que hay tanto en el gobierno de Neuquén como en el gobierno regional del Bío Bío”, aseguró.

Previo a la reunión de los gobernadores argentinos con sus pares chilenos se realizaron ayer reuniones preparatorias de los grupos técnicos ministeriales de las provincias argentinas y regiones chilenas a las que asistió el secretario de Planificación y Acción para el Desarrollo-COPADE, Sebastián González.

A propuesta de la provincia del Neuquén se consideró necesario elaborar un “Programa de mejora continua para la gestión integral de pasos fronterizos”, que permita complementar el enfoque centrado en la infraestructura física para pasar a abordar integralmente la gestión de los recursos humanos, tecnológicos y organizativos en los mismos. Para ello se propuso realizar un primer taller de trabajo en el marco del Comité de Integración de Los Lagos 2017.

Además, se instó a avanzar en la aplicación del Sistema Migratorio Simplificado (SMS) en los pasos fronterizos Pino Hachado y Cardenal Samoré, y se destacó la necesidad de adaptar la infraestructura para permitir el trabajo bajo la modalidad de control integrado.

El desvío de los camiones de carga que transitan por el Paso Internacional Cardenal Samoré fue debatido en el encuentro, para lo cual se planteó la necesidad de iniciar la circunvalación de Villa La Angostura. Al respecto, se informó que en la reciente reunión extraordinaria de Organismos de Aplicación del Acuerdo sobre Transporte Internacional Terrestre (ATIT) -realizada este mes- se estimó que las obras comenzarían a principios de 2017.

Intendentes y gobernadores resaltaron la necesidad de agilizar las gestiones entre ambos países para que el paso Pino Hachado aplique la modalidad de control integrado de doble cabecera, país de entrada-país sede, completando los aspectos normativos, organizativos y principalmente aquellos relativos a la infraestructura pendiente. La delegación argentina informó que los recursos para la construcción de su complejo fronterizo están previstos en el presupuesto nacional y reiteró la solicitud de iniciar un estudio de prefactibilidad para la construcción de un nuevo túnel Las Raíces.

Sobre este punto se sugirió que el túnel sea multimodal -vial y ferroviario- tomando en cuenta el gran incremento de flujos de carga y el tránsito de vehículos particulares que cruzan los Andes. Este incremento ha sido tal que contribuyó a la reapertura del Paso Internacional Carirriñe, hecho destacado durante el encuentro ya que implicó la instalación de módulos habitacionales y de control.

Además, se acordó la difusión conjunta de los derechos que asisten a los turistas por el Convenio de Cooperación en Materia de Salud que data de 1996 y establece que pueden recibir asistencia gratuita en hospitales públicos en casos de urgencias o emergencias que sufran los ciudadanos de un país en el territorio vecino. La intención de esta acción es garantizar la mutua asistencia en materia de accidentes de tránsito para nacionales de ambos países.

En lo que respecta al turismo, se consideró necesario solicitar la colaboración de dependencias nacionales para poner en marcha nuevos circuitos turísticos integrados y generar acciones de promoción para destinos de larga distancia, aprovechando los circuitos y los fondos ya existentes.

Los mandatarios provinciales y regionales calificaron como imprescindible contar con el acompañamiento y la colaboración de las dependencias nacionales de ambos países para identificar y desarrollar posibles mecanismos de integración productiva de cadenas de valor complementarias en la macro región. En este sentido, manifestaron la voluntad de fortalecer la integración y complementación de los servicios logísticos entre la región del Bío Bío y la macro región de Los Lagos, a los efectos de potenciar el desarrollo económico y productivo.

En función de la conexión bioceánica, se convino tratar de interesar al sector privado en el desarrollo y conclusión del proyecto trasandino del sur, así como a entidades multilaterales de crédito que pudieran aportar financiamiento.

Acerca de estas reuniones

Las reuniones de gobernadores argentinos e intendentes chilenos de la frontera común son un mecanismo institucional de relacionamiento bilateral surgido del Protocolo Complementario al Tratado de Maipú. Constituyen una herramienta formal de integración regional y fronteriza a nivel subnacional. Se desarrollan anualmente, alternando las sedes entre las capitales de ambos países. En 2015 el encuentro tuvo lugar en Santiago de Chile.

En el transcurso de estos encuentros se evalúa el estado de situación de los principales temas de la agenda bilateral, surgen declaraciones y se acuerdan líneas de acción a escala binacional. Llevarlos a cabo ha contribuido a profundizar la interconexión física entre Argentina y Chile a través de la apertura y priorización de nuevos pasos fronterizos, el incremento de la operatividad de los existentes, el impulso a los controles integrados y el seguimiento de los múltiples temas tratados en los Comités de Integración.