La obra, que estará emplazada en la zona de la meseta de la ciudad de Neuquén, prevé una inversión de 62 millones de dólares.

El gobernador Omar Gutiérrez presidió este mediodía el lanzamiento oficial y vía web del Concurso Nacional de Ideas y Anteproyectos del nuevo hospital Norpatagónico, que se proyecta construir en la ciudad de Neuquén. Se trata de un edificio de 32 mil metros cuadrados, cuya ejecución demandará una inversión estimada en 62 millones de dólares. Habrá plazo hasta el 25 de febrero para la presentación de trabajos.

La ceremonia contó con la presencia del ministro de Salud, Ricardo Corradi Diez; el subsecretario de Obras Públicas, Ricardo Esteves; el presidente de la Regional I del Colegio de Arquitectos de Neuquén, Diego López de Murillas, directores de hospitales y centros de salud, intendentes, miembros del gabinete provincial y de la cartera sanitaria nacional.

Durante su alocución, Gutiérrez manifestó que esperan “ansiosos los últimos días de febrero para recibir y conocer todas las propuestas que nos permitirán construir nuestro hospital de la Norpatagonia”.

Respecto del emplazamiento del edificio, asignado a la zona de la meseta, sostuvo: “Depositamos nuestra confianza en los profesionales del Colegio de Arquitectos que, con esa visión clara que tienen, nos indicaron el mejor lugar para construir nuestro hospital Norpatagónico de manera estratégica: allí en la meseta, donde está la mejor conectividad y hay mayor agilidad en el ingreso y salida de las derivaciones que requiere el sistema de salud”.

Ratificó que la construcción del nuevo nosocomio, no dejará de lado los servicios que actualmente brinda el Hospital Regional. “No vamos a entregar el Castro Rendón y no vamos a hacer un negocio inmobiliario con esto”, aseveró. “En nuestra concepción y escuchando a cada empleado del sistema de salud, nos han hecho saber que el Castro Rendón presta determinados servicios que en la proyección de la construcción del hospital de la Norpatagonia, es importante y esencial que se sigan desarrollando en la ubicación actual, entre las calles Buenos Aires y Alderete”.

En este sentido, sostuvo que “se está analizando cómo amalgamar el nuevo hospital de mayor complejidad de toda la provincia con las prestaciones que seguirá brindando en el sistema de salud la actual localización del Castro Rendón. Los dos lugares están preservados y reservados para fortalecer el sistema de salud de la provincia del Neuquén”.

Además presentó la propuesta de que se concurse la denominación del nuevo edificio. “No es que tengamos algo en contra de su nombre actual, pero consideramos importante consultar al sistema de salud de la provincia del Neuquén para que su denominación sea fruto de un debate interno y externo, que nos permita encontrar en su designación, el cariño y el afecto que tenemos hacia nuestro sistema de salud público, que es orgullo y forma parte de la identidad de los neuquinos. Nos parece oportuno que una obra emblemática, estratégica y soñada como es ésta, tenga una denominación que surja del empoderamiento y participación de todos los que forman parte de esto”, explicó.

El nuevo hospital Norpatagónico tendrá 32 mil metros cuadrados y demandará una inversión estimada en 62 millones de dólares.

A su turno, López de Murillas agradeció y elogió “la voluntad política del gobierno provincial -en la figura de Omar Gutiérrez- por hacer un hospital de estas características, y fundamentalmente por la decisión de concretarlo mediante la vía del concurso, como se está haciendo también con el espacio multipropósito de la U9. Me parece digno de destacar, porque marca un cambio de rumbo al buscar la participación de todos los actores sociales, lo cual requiere de mucha valentía”.

También rescató el lugar de emplazamiento asignado para esta obra y destacó que “el subir algo institucionalmente al piso de la meseta, cuando la ciudad por costumbre siempre estaba presionando en este piso del valle, en contra de las tierras fértiles que debemos preservar, marca un camino y una decisión política sumamente acertada, y agrega un virtuosismo sumamente interesante”.

Murillas expuso que el proyecto seleccionado “será elegido a través de un jurado idóneo que tendrá en cuenta el edificio más eficiente en cuanto a la práctica disciplinar de la medicina, pero además con características de sustentabilidad y uso eficiente de la energía, lo cual también es digno de destacar dentro del espacio público”.

Por su parte, Esteves dijo que “en los últimos 15 años hemos podido transformar la columna vertebral de todos los hospitales de la provincia, casi 11 edificios que hemos concretado, otros que estamos por licitar y que hemos incluido en el presupuesto 2019”.

“Esperamos el próximo 25 de febrero contar con muchos trabajos que nos permitan elegir el mejor proyecto para seguir mejorando nuestro sistema de salud”, concluyó.

El nuevo edificio se constituirá en un hospital tratante en determinadas patologías para toda la Patagonia, tales como red cardiopatía infantil, cirugías complejas de adultos e infantiles, acretismo placentario, trasplantes, tratamiento oncológico integral y de patologías cardiovasculares; así como internación de alta complejidad.

Estuvieron presentes en el lanzamiento del concurso, el presidente del Banco Provincia del Neuquén (BPN), Marcos Koopmann; los ministros de Deporte, Cultura, Juventud y Gobierno, Juan Pablo Prezzoli y de Economía e Infraestructura, Norberto Bruno; y el director nacional de Emergencias Sanitarias, Carlos Russo; entre otros.

“Nos parece oportuno que una obra emblemática, estratégica y soñada como es ésta, tenga una denominación que surja del empoderamiento y participación de todos los que forman parte de esto”, señaló el gobernador.