Los trabajos demandaron una inversión de 5,5 millones de pesos, más un aporte del gobierno provincial de 1,5 millones de pesos. El nuevo edificio cuenta con una superficie de 1.600 metros cuadrados.

El gobernador Omar Gutiérrez asistió esta mañana a la inauguración de las nuevas instalaciones de la Facultad de Economía y Administración de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo). El edificio consta de 1.600 metros cuadrados distribuidos en dos plantas y demandó una inversión de 5.510.526 pesos. Contó para su construcción con un aporte del gobierno de la provincia –a través del Instituto de Juegos de Azar de Neuquén (IJAN)– de 1,5 millones de pesos.

Tras la recorrida por las instalaciones, el mandatario agradeció a quienes hicieron posible que la Universidad Nacional del Comahue se instalara en la región, al tiempo que recordó su paso como estudiante por la Facultad de Economía y Administración.

«Quiero que sepan que yo soy un agradecido de esta Universidad por todo lo que me brindó», dijo Gutiérrez

“En la Universidad Nacional del Comahue tuve la oportunidad de estudiar y de no tener que irme a otra provincia. Porque la educación es esto, la posibilidad de profundizar el arraigo. Si no hubiera sido por la visión de Don Felipe Sapag, hubiera tenido que emigrar a otro lugar”, expresó Gutiérrez, al tiempo que destacó la invalorable función de la Casa de Altos Estudios, “que permite capitalizar el proceso de crecimiento económico para los habitantes de la provincia y la región”.

“Estoy orgulloso de que, fruto de esa visión de Don Felipe, hoy en los máximos cargos de conducción de nuestra provincia haya dos graduados de nuestra querida Universidad Nacional del Comahue. No es casualidad. Es fruto de ese gran trabajo”, agregó el mandatario.

También defendió a la institución, y dijo que muchas veces “es objeto de críticas de determinados sectores. Quiero que sepan que yo soy un agradecido de esta Universidad por todo lo que me brindó y desde el lugar que me toque estar voy a trabajar para fortalecer nuestra Universidad Nacional del Comahue”.

Gutiérrez destacó la invalorable función de la Casa de Altos Estudios, “que permite capitalizar el proceso de crecimiento económico para los habitantes de la provincia y la región”.

Finalmente, Gutiérrez agradeció a “todos los que renunciaron a un progreso económico más importante para volcar su tiempo a esta universidad, desde la pasión y el amor”. Además, comprometió un aporte económico de 2,8 millones de pesos para que se incorpore la carrera de Lenguaje de Señas a la oferta académica de la UNCo.

A su turno, el rector de la universidad, Gustavo Crisafulli recordó que “llevó 21 años construir este edificio. Tengo un recuerdo personal muy particular porque en 1996 era secretario académico cuando se comenzó el diseño del proyecto. Y nunca imaginé que me iba a tocar, 22 años después, cortar las cintas para inaugurar este edificio”.

Agradeció al gobernador “por ayudar en este último esfuerzo –que siempre es el más difícil– para poder terminar una obra a la que le faltaba el 5 por ciento, pero que parecía siempre inalcanzable”.

“Esto lo hemos sacado adelante con dos valores: la solidaridad interna y la cooperación externa. Sin estas cosas la universidad no puede desarrollar su tarea fundamental que es generar conocimiento científico y desarrollar tecnologías y programas de extensión y cooperación. Esto nos permite devolver a la sociedad del norte de la Patagonia todo los que nos da, desde el esfuerzo de los gobiernos, municipios, organismos científicos y de los ciudadanos”, comentó.

El edificio consta de 1.600 metros cuadrados distribuidos en dos plantas y demandó una inversión de 5.510.526 pesos.

Por su parte, la decana de la Faculta de Economía y Administración, Mariela Martínez indicó que “la habilitación de este edificio nos permitirá cumplir con un montón de sueños que hasta hace poco nos parecían tan lejanos”.

Destacó que los 1.600 metros cuadrados que se incorporaron, permitirán readecuar los espacios existentes, y transformarlos en áreas nuevas, con más oficinas y aulas. Además, ayudará a incrementar la oferta académica de carreras de posgrado que se encuentran en etapa de diseño y organizar actividades culturales que promuevan la integración entre los diferentes claustros y la vinculación con los medios.

Distribución de instalaciones

La planta baja del edificio cuenta con un auditorio con capacidad para 113 butacas, un aula de postgrado con gradas, con capacidad para 60 pupitres, y una sala de clases con mesas de estudio. Además de un hall central, en el cual está montada una exposición fotográfica de los cambios económicos vistos en la ciudad de Neuquen, desde el este hasta el oeste.

En la planta alta se emplaza una sala de Consejo Directivo, decanato, vice decanato, secretarías, sala de reuniones y de estudio, oficinas y box. Dicha obra funcionará como una ampliación de las instalaciones ya existentes que duplicará la superficie disponible.

La ampliación de la facultad de Economía se inició a mediados de 1999, se paralizó en 2001 con un 35 por ciento de avance, se volvió a reanudar durante el 2005 y luego, en 2012, siguió con un aporte del ministerio de Planificación. Sin embargo, en 2015 se volvió a frenar por falta de fondos. Finalmente, en el 2016 el gobierno neuquino inyectó 1.500.000 pesos y se pudo terminar la obra civil en marzo pasado.

La Facultad de Economía y Administración (FAEA) cuenta con 3.500 alumnos aproximadamente, más 7.000 alumnos de otras unidades académicas de la Universidad Nacional del Comahue, a quienes prestan servicios, principalmente en Matemática, Economía y Estadística.

Cuenta con carreras de grado y postgrado, muchas de las cuales se están cursando parcialmente afuera de la UNCo, por falta de espacio, y se dictan en lugares prestados, o bajo convenio con instituciones como Legislatura, Rentas, Consejos Profesionales de Ciencias Económicas de Río Negro y Neuquén.

La planta baja del edificio cuenta con un auditorio con capacidad para 113 butacas, un aula de postgrado con gradas.