El gobernador destacó que “cuando en algunos lugares del país se cierran fábricas, en la provincia del Neuquén ampliamos, abrimos, crecemos, progresamos y desarrollamos”.

El gobernador Omar Gutiérrez inauguró ayer la segunda etapa de ampliación del aserradero de Las Ovejas, completando el funcionamiento del mismo con maquinaria de última generación que abastece la remanufactura con la caldera y el secadero respectivo. En una tercera etapa se realizará la ampliación de una unidad más de secado.

La planta en Las Ovejas es la tercera industria que la Corporación Forestal Neuquina (Corfone) emplazó en territorio provincial. Se suma al primer aserradero e industrialización de madera con calderas y secaderos que se instaló en el parque industrial de Junín de los Andes hacia 2003, y al de Abra Ancha, departamento Aluminé, con cuatro líneas completas de aserrío, más caldera y secadero a montar en los próximos días.

Al hablar en el acto, el gobernador destacó que “cuando en algunos lugares del país se cierran fábricas, en la provincia del Neuquén ampliamos, abrimos, crecemos, progresamos y desarrollamos, de la mano del sector público y el privado”.

En una tercera etapa se realizará la ampliación de una unidad más de secado.

Dijo que en los años noventa, “cuando vino la ola privatista, nosotros no privatizamos ninguna empresa pública y seguimos con las mismas herramientas vigentes en nuestra convicción de que hay lugar para articular entre los sectores público y privado”.

Gutiérrez consideró que “esto no se podría haber realizado sin la visión estratégica  que tuvieron los pioneros y fundadores. Por eso, querer apropiarse del discurso de este momento, es una falta de respeto al pasado”.

“Esta empresa funciona porque tiene un rol social y económico”, remarcó y agregó que “uno se siente orgulloso de ver un proceso de modernización de la tecnología con la cual estamos llevando adelante, en el marco de aquella visión estratégica, objetivos que no sé si se soñaron”.

El mandatario expresó que “las empresas públicas forman parte del ADN de la provincia del Neuquén y de cada uno de los neuquinos. Cada peso que volcamos de los recursos del Estado tiene estricto destino de inversión”.

“Vamos a invertir los cuatro millones de pesos para ampliar el galpón”, adelantó el gobernador y destacó la importancia de “poder demostrarnos los neuquinos que, con nuestras empresas públicas, seguimos conviviendo con estos cambios, generando progreso, crecimiento y desarrollo, siendo competitivos, generando trabajo, articulando y dando respuestas al fortalecimiento de los sistemas de salud, educación, seguridad, infraestructura y viviendas, con este producto que hoy está fabricando Corfone”.

“La industrialización de nuestros recursos en origen, como lo está haciendo Corfone, es un desafío que tenemos que enfrentar los neuquinos”, dijo y destacó que “Corfone ha modernizado sus estructuras, su equipamiento y sus procedimientos, ha formado, capacitado y entrenado al personal, ha ido incorporando alta profesionalización y ha ganado en eficiencia y cobertura”.

La planta en Las Ovejas es la tercera industria que la Corporación Forestal Neuquina (Corfone) emplazó en territorio provincial.

La inauguración de ayer se completa con dos nuevas líneas de aserrío instaladas en forma elevada que permiten cortar pinos de hasta 50 centímetros de diámetro, ubicadas en un galpón de mil metros cuadrados que se construyó a tal fin con mano de obra de personal de este aserradero, con la iluminación suficiente que permite trabajar en cualquier horario. Se complementa con una red de incendio con una reserva de 270.000 litros de agua, que se abastecerá de un canal desde Mallin Verde que dista tres kilómetros al norte.

Paralelamente se hizo una obra de instalación de medición de energía, en el marco del convenio firmado entre el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) y Corfone, en el acceso del aserradero. Además, eléctricamente permite la ampliación del mismo, con un cambio de transformador que se realizó.

Para abastecimiento de este aserradero, se cuenta con la Cuenca Norte entre campos propios y otros forestados por YPF a lo que habrá que agregar todos los bosques comunales de Andacollo, Huinganco, Manzano Amargo, Varvarco y Las Ovejas.

Con esta segunda etapa, se completa el funcionamiento del aserradero con maquinaria de última generación que abastece la remanufactura que se inauguró hace tres años con la caldera y el  secadero respectivo. También se incorporó ayer al aserradero una cosechadora mecanizada.

El intendente de Las Ovejas, Vicente Godoy consideró a la inauguración como “un hecho trascendente”, y destacó que “cuando suceden cosas como esta, no puede existir otra palabra más que felicidad”.

“Hoy es el mejor resultado de la acción política”, indicó y recalcó que Corfone “permitió a muchos pobladores de Las Ovejas tener un trabajo”.

Además, el intendente entregó una ordenanza que declara al presidente de Corfone y secretario de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara, como ciudadano destacado por su contribución al progreso forestal de Las Ovejas.

Lara agradeció a las empresas proveedoras de la maquinaria, a YPF y a una serie de organismos que colaboran con Corfone. Dijo que “los tres aserraderos de Corfone componen un polo industrial” y aseguró que el gobernador Omar Gutiérrez es quien decidió llevar adelante “esta política de Estado” de inversión en esas instalaciones.

“Cuando él era ministro de Economía, tomamos un convenio que tenía YPF por el cual tenía una obligación anual de plantación o un aporte de dinero que lo concretamos en todo ese tiempo y fue una inversión que puso YPF de cien millones de pesos”, relató y dijo que esa inversión es “todo lo que tenemos acá, más las maquinarias, parte de las que se vieron aquí y parte que están en el campo”.

“Esta inversión hace posible que se coseche lo que plantaron hace más de 40 años aquellos que pensaron que esos pinos se iban a transformar en trabajo”, señaló. Destacó “el desarrollo de esta industria”, a través de Corfone, y manifestó que la industrialización no sólo genera trabajo sino que también permite la realización de viviendas.

Por último, recalcó la importancia de las tareas para la generación de mano de obra local y agradeció a todos los trabajadores de Corfone.

Entrega de viviendas

Las unidades formaron parte de un plan de diez casas y demandaron una inversión cercana a los diez millones de pesos.

Previo al acto en las instalaciones de Corfone, el gobernador entregó ocho viviendas a familias de la localidad. Las unidades formaron parte de un plan de diez casas, que demandó una inversión cercana a los diez millones de pesos y de las cuales las dos primeras se entregaron el mes pasado.

Las viviendas constan de 65 metros cuadrados, distribuidos en un estar comedor, cocina, baño y tres dormitorios.

El acto de entrega lo encabezaron el gobernador, el intendente y el vicepresidente del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), Ricardo Fernández.