Las unidades habitacionales y el puente se ubican en las 127 hectáreas de la ciudad capital.

El gobernador Omar Gutiérrez encabezó esta tarde la entrega de 40 viviendas en las 127 hectáreas del barrio La Sirena y anunció la construcción de otras 17 con sus obras complementarias. Luego, inauguró un puente sobre el arroyo Durán, en el mismo sector, en cercanías de la calle Saavedra. Se trata de una estructura tipo Bailey de 24 metros, de una mano y con una capacidad aproximada de 20 toneladas, propiedad de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV).

Del acto participaron el ministro de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales, Alejandro Nicola; el vicepresidente del IPVU, Roberto Fernández; y el presidente de la cooperativa 127 Hectáreas, Jorge Salas, entre otros.

Además de la entrega de 40 viviendas el gobernador anunció la construcción de otras 17 con sus obras complementarias.

“Hoy entregamos 40 viviendas, pero también vamos a firmar 17 nuevas viviendas que vamos a empezar a construir”, anunció el mandatario, con una inversión de 17.688.950 pesos. Luego agradeció a los trabajadores de la cooperativa de la construcción que llevaron adelante la obra: “Este sueño del techo propio es gracias al trabajo de vuestras manos, que genera la posibilidad de más trabajo”, sostuvo.

Según el mandatario, esta inversión “ayuda a que todos ustedes puedan proyectar en familia, paz y armonía; más vida aquí en la 127 hectáreas. Aquí hacemos inversión pública para que tengan las mismas oportunidades como en cualquier otro lugar de la ciudad. Eso es lo que queremos para cada barrio en cada ciudad. Si volcamos en infraestructura pública, cada uno que ama el lugar donde vive se arraiga en la igualdad de oportunidades”, agregó.

Por otra parte, Gutiérrez se refirió al nuevo puente y destacó que la obra permite conectar a las familias con el resto de la ciudad. “Esto facilita poder llegar a horario, los chicos a la escuela, los docentes a su trabajo, a los empleados, a los empresarios y también, el acceso a ese gran pulmón que es la ciudad deportiva, donde en los próximos días inauguraremos la pista de ciclismo”, señaló.

Salas, por su parte, recordó el trabajo que llevaron adelante los obreros de la construcción en el barrio y el acompañamiento del gobierno provincial al proyecto urbanístico en las 127 Hectáreas.

Las viviendas

Las 40 unidades habitacionales demandaron una inversión de 22 millones de pesos. Cuentan con un dormitorio y se pervé la ampliación en una segunda planta. Se ejecutaron utilizando un sistema constructivo integral, sismo resistente y aislante termo acústico de última generación. Se trata de una construcción conveniente superior, ecológicamente eficiente y más perdurable que las tradicionales. Permite una importante reducción de costos energéticos, de obra y tiempo.

El gobernador Omar Gutiérrez encabezó esta tarde la entrega de 40 viviendas en las 127 hectáreas del barrio La Sirena.

El puente sobre el arroyo Durán

El puente se materializó a partir de un pedido realizado por los vecinos del sector 127 hectáreas, quienes necesitaban mejorar la comunicación vial en la dirección Sur-Norte, y con la ciudad en general. Para tal fin se trasladó un tramo del puente que durante muchos años estuvo sobre el río Neuquén y sirvió para conectar el norte neuquino. La estructura fue transportada, dividida en dos secciones, desde la localidad de Andacollo hasta su ubicación actual.

El traslado generó un operativo de transporte especial dadas las dimensiones del puente que lo llevó a recorrer 400 kilómetros, atravesando diferentes rutas nacionales y provinciales durante dos días.
La instalación de la estructura estuvo a cargo de Vialidad y la empresa contratista, en tanto que el municipio capitalino sentó las bases de apoyo.

Historia

El puente fue colocado por el ejército en el año 1995, en la ruta provincial 43, en Andacollo, conectando el Norte de la provincia, luego de que una excepcional crecida del río Neuquén arrasara con el anterior.

Dicho puente fue reemplazado por uno nuevo de dos manos, por lo que la estructura que quedó en desuso fue retirada en 2016 por la Dirección Provincial de Vialidad para poder utilizarlo en varios lugares donde se necesitaban estructuras de este tipo.
Es así que los respectivos tramos se instalaron además en la Ruta Provincial 43, en cercanías de Los Cerrillos, sobre el Río Varvarco, en una zona en la que los veranadores de la región venían reclamando una mejora de la conectividad hace un tiempo.

Otro tramo fue ubicado en cercanías de Los Guañacos, sobre el río Lileo en la Ruta Provincial 57, donde se necesitaba un puente de mayor envergadura al existente, que fue trasladado a la zona conocida como El Boleadero, en cercanía de Los Miches.

Gutiérrez se refirió al nuevo puente y destacó que la obra permite conectar a las familias con el resto de la ciudad.