El convenio tiene como finalidad coordinar acciones que permitan incorporar infraestructura vinculada al mejor escurrimiento del agua superficial, obras de control, de conducción, mejoramiento de la calidad del agua, puesta en valor del arroyo Durán y su área de influencia.

El gobernador Omar Gutiérrez firmó esta mañana junto con el secretario de Infraestructura y Política Hídrica de Nación, Pablo Bereciartua, un acta compromiso a los efectos de acordar y coordinar acciones que permitan concretar la segunda etapa de la obra de reactivación, sistematización y saneamiento del Arroyo Duran, cuyo monto de ejecución a julio de este año es de $41.381.922,17. Estuvo presente el intendente de la ciudad de Neuquén, Horacio Quiroga, además de integrantes del gabinete provincial y del gobierno nacional.

La segunda etapa consiste en el reacondicionamiento del Arroyo Durán, entre el tramo de Avenida Olascoaga y Río Negro, donde se construirán los puentes Oeste y Este de la Avenida Olascoaga y 250 metros lineales del canal rectangular con tabiques de hormigón y solera drenante entre los puentes.

En la oportunidad, Gutiérrez dijo que “se está saldando una deuda a partir de una obra estructural y estratégica que es el saneamiento, la sistematización y el embellecimiento del arroyo Durán. Estamos dando un paso histórico al firmar este convenio, que nos permitirá licitar y comenzar la construcción de la segunda etapa del arroyo Durán”.

2Estamos dando un paso histórico al firmar este convenio, que nos permitirá licitar y comenzar la construcción de la segunda etapa del arroyo Durán”, dijo Gutiérrez.

Respecto de la primera etapa, el gobernador señaló que “se está ejecutando a muy buen ritmo” y felicitó a quienes tienen a cargo la obra por respetar y promover el empleo y compre local. Adelantó que se están buscando los recursos económicos de la tercera y cuarta etapa, cuya inversión total ronda los 380 millones de pesos.

Explicó que “la ciudad crece y progresa, y estas obras y servicios vienen a acompañar ese crecimiento y progreso. Pero esta es una ciudad dinámica, desafiante, en la cual cuando uno termina de hacer una obra, ya requiere de otra para afrontar ese nuevo  crecimiento y que forma parte de una planificación y un desarrollo”.

“Estas son obras importantísimas e históricas que se llevan adelante sin echarle la culpa al del costado de por qué no se hicieron en su momento”, sostuvo, al tiempo se dirigió a Quiroga y expresó: “Nosotros tenemos la decisión politica porque gobernamos con previsibilidad jurídica y económica. Gobernamos con perfil y formato de estadistas. Estamos gobernando para hacer las obras y los convenios necesarios para que las futuras generaciones puedan decidir -cómo decidimos nosotros libremente-, volcar nuestras vidas a esta ciudad que amamos”.

Destacó la presencia del intendente capitalino en el acto, “porque cuando no tuvimos los recursos económicos, no bajamos los brazos, ni vos en tu función, ni yo en la mía. Porque ésta era una obra que nosotros sí o sí la queríamos hacer”.

También agradeció a Bereciartura “porque en nombre del gobierno nacional nos abriste rápidamente las puertas cuando te fuimos a buscar para hacer las obras de Senillosa, Andacollo, Villa La Angostura, Neuquén. Y vamos a seguir insistiendo porque en Neuquén hay crecimiento y progreso, y tenemos proyectos, que son confianza que nos depositan en recursos económicos”.

Agregó que “cuanto más rápido hagamos y terminemos una obra, más rápido vamos a conseguir el aval, el crédito y la confianza de los distintos fondos de financiamiento, Bancos multilaterales de crédito y del gobierno nacional, para seguir volcando esos recursos en el desarrollo de trabajo y en mejorar la calidad de vida de cada habitante de la provincia de Neuquén”.

El gobernador Omar Gutiérrez junto con el secretario de Infraestructura y Política Hídrica de Nación, Pablo Bereciartua.

El mandatario también suscribió un convenio con Nación, a partir del cual se oficializó la instalación de un radar meteorológico, que está funcionando en Neuquén desde noviembre y comentó: “Estoy feliz de que de los once radares meteorológicos que están en marcha desde el mes de noviembre en el país, uno esté en Neuquén Capital, porque los cambios climáticos llegaron para quedarse. Poder detectar la virulencia, intensidad y volumen de una tormenta con anticipación científica, a 480 kilómetros de distancia de Neuquén Capital y en una circunferencia de 360 grados, es muy importante”.

Al mismo tiempo, dijo que aspira a que la provincia pueda contar con otro radar en el Norte, con cabecera en Chos Malal.

Respecto a los trabajos en el Arroyo Durán, Bereciartura, dijo que “al principio fue todo un desafío poner en marcha el primer tramo de esta obra. Y hoy estamos acá claramente firmando esta segunda etapa, que se va a licitar en octubre. Además ya estamos trabajando y la Provincia ha presentado la tercera etapa, para ver si fruto del trabajo en conjunto podemos ponerla en marcha, con la cual el Arroyo Durán quedaría bastante parecido a lo que era el objetivo inicial de este proyecto”.

Destacó las obras de las plantas depuradoras de Senillosa y Villa La Angostura, que se terminarán de ejecutar en los próximos meses. Y planteó un especial interés en el desarrollo de áreas productivas de riego en la provincia. “Estamos convencidos de que una de las grandes posibilidades que tienen la Argentina de generar empleo, es reformular la potencialidad productiva, en base al agua de los valles que tenemos en el país. Y esta provincia tiene mucho potencial en ese sentido”, indicó.

También se refirió al radar meteorológico instalado en la ciudad, el cual consideró “estratégico”, porque permitirá “generar alertas, y políticas sobre el uso inteligente del agua y la adaptación al clima, que es una variable absolutamente estructural en el presente y lo va a ser cada vez más”.

En este sentido, sostuvo que “estamos viviendo en una etapa de datos, de inteligencia, y el país tiene que entrar en esa etapa porque tiene todas las capacidades para hacerlo. Ya hemos puesto 11 radares y vamos a poner 18, de acá a fines del año próximo. Son radares fabricados en el país, hechos en el Invap”

Finalmente, remarcó que “está priorizado a nivel nacional por el presidente Mauricio Macri, destinar recursos y hacerlo de manera permanente, a resolver los problemas estructurales que tiene nuestro país, y en particular los problemas que afectan a la gente, como creo yo que es el caso de esta obra y el radar, que nos ayudan a todos a vivir mejor”.

La obra forma parte de un plan estratégico para el desarrollo de la ciudad y tiene como finalidad incorporar infraestructuras vinculadas al mejor escurrimiento del agua superficial, obras de control, de conducción, mejoramiento de la calidad del agua y puesta en valor del arroyo Durán y su área de influencia, a través del diseño recreativo paisajístico.

Asimismo, el proyecto permite la planificación definitiva del uso de las tierras aledañas. Cabe destacar que para el análisis y diseño hidráulico de las obras sobre el arroyo Duran ante eventos pluviales, se utilizó la tormenta de diseño de recurrencia 10 años, determinada en el Plan Maestro Pluvioaluvional de Neuquén, empleada para el diseño de todas las obras pluvioaluvionales de Neuquén, incluyendo la de las cuencas que descargan al Arroyo Durán.

Primera etapa, en ejecución

La obra en el Arroyo Duran se dividió en cuatro etapas. La primera se encuentra actualmente en ejecución, con un avance del 32 por ciento y un presupuesto de $89.955.914,96. Consiste en una obra de toma sobre el río Limay y conducción hasta el arroyo, la cual permitirá incorporar agua limpia al arroyo. Su estado de avance es de un 10%.

Se desarrolla también en esta etapa, la readecuación de las secciones transversales y pendientes a lo largo del arroyo entre calles Pampa y Avenida Olascoaga y entre el brazo Norte de la isla 132 y calle Río Negro. Su estado de avance es de un 45%.

Esta primera etapa incluye la construcción de puentes y obras de arte a lo largo del arroyo; apertura de calle Ignacio Rivas y puente sobre calle Río Negro. Se añade además la demolición de las obras existentes. Su estado de avance es de un 35%.

Se encuentra finalizada una zona de expansión y retención. Se trata de un área de 12 hectáreas ubicada sobre la margen norte del arroyo dentro del predio identificado como Chacra La Sirena y conocido como las 127 Hectáreas y que permitirá disminuir el caudal pico a transportar por el arroyo ante eventos extremos.

Con un avance del 25 por ciento se lleva adelante una obra de descarga al brazo Norte de la Isla 132, que consiste en la readecuación de la descarga existente. Así como también de las secciones transversales a lo largo del arroyo entre calles Catan Lil y San Julián, cuyo avance es de un 18%.

Esta etapa también contempla obras de paisajismo y recreación. Incorpora sectores verdes dentro de la ciudad a lo largo del arroyo, ampliando así la oferta de espacios públicos. Su estado actual de avance es de un 10%.

Por su parte, la tercera etapa de la obra del arroyo Durán se encuentra con pedido de financiamiento al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por un monto de $187.671.187,16. Consiste en el reacondicionamiento del arroyo a través de 1.600 metros lineales de canal rectangular drenante en el tramo de las calles Gatica y Saavedra, el puente Los Polvorines y la Etapa II de la Laguna de Expansión sobre 127 Hectáreas, detrás de ciudad Deportiva.

Por su parte, el Colector Pluvioaluvional del Oeste, es un proyecto complementario al del Arroyo, con pedido de financiamiento a Nación, por un monto de $534.034.700,32. Transformará el canal Colector de Drenaje III (Pluvioaluvional Oeste) desde el Club Hipódromo hasta Catan Lil y Arroyo Durán, además de los canales secundarios, en un sistema de evacuación de los excedentes pluvioaluvionales del Sector Oeste de la Ciudad de Neuquén.

El gobernador Omar Gutiérrez firmó un acta compromiso para acordar y coordinar acciones que permitan concretar la segunda etapa de la obra de reactivación y saneamiento del Arroyo Durán.