El gobernador ponderó el trabajo de la Legislatura provincial por la sanción de las leyes de despersonalización de la publicidad de actos de gobierno, de trashumancia y de dislexia.

El gobernador Omar Gutiérrez felicitó hoy el trabajo de la Legislatura provincial que “anoche ha sancionado leyes importantísimas”, como la N° 3017 que establece la despersonalización de la publicidad de actos de gobierno y prohíbe la incorporación de nombres, símbolos o imágenes que supongan promoción personal de funcionarios públicos, y la Ley 3016 de Trashumancia, que le otorga naturaleza jurídica y se define como servidumbre administrativa de tránsito o dominio público a las huellas de arreo, instancia que permite y garantiza la libre circulación de crianceros a través de las mismas.

“Agradecer y felicitar a la Legislatura que en tiempo récord ha dado lugar al debate y la sanción de una ley muy importante, que es la impersonalidad de la función pública. Así como la 2302 -de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia- lo fue en su momento, estoy convencido que esta es una ley de avanzada y es el reflejo de lo que el pueblo neuquino quiere”, expresó Gutiérrez.

Sobre la despersonalización de la publicidad de actos de gobierno, declaró que “es el pueblo el que trabaja unido y en conjunto para hacer realidad los sueños”, y sobre la de trashumancia sostuvo que se trata de “una ley histórica que recibió un gran aplauso este 1º de marzo cuando la presentamos en el inicio de las sesiones ordinarias. Marca un antes y un después, y le da previsibilidad y horizonte a los productores”.

“La Cámara (de Diputados) y el gobernador se han hecho eco tan solo de un pedido y una exigencia. Esta ley viene a fortalecer esa identidad, esa diversidad cultural, y ese capital que nos corresponde, y que cada uno de ustedes, de veranada a invernada, lo hacen realidad”, señaló.

Esta normativa pone en valor la práctica de la trashumancia y define a la huella de arreo como “camino público”. En el informe realizado en terreno junto a las agrupaciones de crianceros, que llevó adelante el ministerio de Producción y Turismo, se relevaron más de 3000 kilómetros de huellas, 450 puntos de alojo y 264 zonas de riesgo. Las familias trashumantes realizan el recorrido dos veces al año, entre los meses de noviembre-diciembre y marzo-abril, respectivamente.

El mandatario también destacó la Ley 3015 de Dislexia, que prevé adecuaciones metodológicas, instancias de capacitación docentes, procesos de detección temprana y la creación de aéreas de seguimiento y control para garantizar en el ámbito escolar la atención integral de niños con dificultades específicas del aprendizaje.

La ley prioriza la necesidad de incorporar instancias de formación docente; contar con áreas específicas de control y seguimiento; disponer de procedimientos de detección temprana y contar con adecuaciones metodológicas que otorguen prioridad a la oralidad; mayor cantidad de tiempo para la realización de tareas; evitar copiados extensos y facilitar el uso de recursos informáticos. Todas estas iniciativas permitirán garantizar el acceso, la permanencia y la terminalidad escolar de alumnos con dislexia.