El gobernador aseguró que se pondrá al frente de la Comisión Interpoderes creada por la Legislatura en 2008 para llevar adelante la tarea. En 2015 se sancionó la ley 2971, que estableció los lineamientos y principios que deberán regir el nuevo código para garantizar mayor celeridad, acceso a la justicia y despapelización del fuero civil, comercial, administrativo y de familia.

El gobernador Omar Gutiérrez aseguró esta mañana que dará un fuerte impulso a la Comisión Interpoderes creada por la Legislatura neuquina en 2008 con el objetivo de llevar adelante la reforma de un nuevo Código Procesal Civil y Comercial para la provincia del Neuquén.

La Legislatura neuquina sancionó en 2015 la ley 2971, que estableció el plazo de un año para que esta comisión prepare un anteproyecto del nuevo Código que se centrará, entre otros, en los principios de oralidad, celeridad y de servicio público de los procesos para garantizar un mayor acceso a la justicia de acuerdo con los estándares internacionales de Derechos Humanos.

“Así como lo hicimos en su momento con el juicio por jurados en la reforma del fuero penal, me voy a poner al frente para trabajar en la Comisión Interpoderes y llevar adelante la reforma del código procesal civil, laboral, comercial, administrativo y de familia. Es fundamental hacer centralidad en las personas, no en los expedientes, tenemos que ser más eficientes y eficaces y tenemos que llegar con eficiencia y eficacia con la justicia en tiempo y forma”, señaló el gobernador.

El objetivo de la reforma “es que las personas que tienen experiencia y las personas que buscan formar parte de la justicia sean una parte activa de este proceso”, mencionó Gutiérrez, e indicó que también se busca “cuidar el medioambiente con la despapelización en el tránsito de nuestras esferas judiciales”.

Según la resolución 737 sancionada en 2008 por la Legislatura, la Comisión Interpoderes debe estar integrada por representantes de la Comisión de Legislación de Asuntos Constitucionales y Justicia de la Cámara de Diputados y de los Poderes Ejecutivo y Judicial de la provincia del Neuquén, quienes a su vez “deberán invitar a Colegios de Abogados, Asociación de Magistrados, Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Comahue e instituciones afines a las reformas a tratar”, con el fin de participar de las deliberaciones.

“La participación ciudadana es la base para el fortalecimiento democrático –expresó Gutiérrez-. No es el autoritarismo, no es el dedo de una persona decidiendo por todos y por todas. Nosotros defendemos como construcción de política pública la participación ciudadana”.

“Además -prosiguió- al estar representados los distintos poderes se van a poder visibilizar los distintos puntos de vista y las distintas ideas para poder construir esas reformas que hacen al quehacer cotidiano y diario de las personas, de las situaciones que atravesamos en nuestra vida civil, en nuestra vida laboral, en nuestra vida comercial y familiar”.

Destacó que es “fundamental también porque comprende la esfera de aquellas personas que actúan contra el Estado”, ya que se incluye una reforma procesal administrativa. “Es un trabajo arduo, complejo, pero estoy convencido de que lo vamos a llevar adelante y vamos a encontrar el objetivo como hicimos en el fuero Penal”, dijo.

“Para mí es una prioridad poder establecer, consensuar y que se apruebe esta reforma, porque considero que es un legado que quiero dejar”, aseveró, y puso como ejemplo del compromiso de su gobierno la reciente reglamentación del Comité Provincial para la Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. “Estaba pendiente y es muy importante para seguir demostrando en los hechos que la provincia del Neuquén sigue honrando y defendiendo los Derechos Humanos”, finalizó.