La ceremonia se desarrolló esta mañana en el monolito que recuerda al caudillo político ubicado en avenida Olascoaga al 300 de esta capital. Gutiérrez recordó a Sapag como “el líder que nos dejó un legado que se demuestra en los hechos. Es un legado que avanza, crece y progresa porque se trata del compromiso de pensar en un desarrollo equilibrado y armónico de la provincia, priorizando a los que menos tienen”.

El gobernador Omar Gutiérrez asistió esta mañana a la ceremonia conmemorativa del 103º aniversario del natalicio de Felipe Sapag, líder histórico del Movimiento Popular Neuquino (MPN) y cinco veces gobernador de la provincia.

Felipe Sapag nació un día como hoy de 1917 en Zapala y falleció el 14 de marzo de 2010 en su casa de la ciudad de Neuquén a los 93 años.

El acto se desarrolló esta mañana en el monolito que recuerda al caudillo político ubicado en avenida Olascoaga y Ministro Alcorta de esta capital. Asistieron además el intendente de Neuquén, Mariano Gaido, ex funcionarios, intendentes mandato cumplido y actuales de varias localidades, legisladores, autoridades provinciales, municipales, familiares, vecinos y antiguos colaboradores de “Don Felipe”.

Previo a los discursos, las autoridades colocaron ofrendas florales al pie del monolito que  recuerda a Felipe Sapag y todos los presentes realizaron un minuto de silencio en su memoria.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de su nieto Emiliano Sapag, quien reseñó aspectos de la vida familiar e institucional del ex mandatario, al igual que recordó a su padre e hijo de Felipe, Luis Sapag. Lo mismo hizo el ex ministro de Salud y Acción Social entre 1995 y 1999, Simón Jalil.

En su discurso, el gobernador Gutiérrez destacó la figura de Felipe Sapag, de su esposa Estela Romeo, su hermano y ex senador Elías Sapag y su hijo Luis, quien falleciera meses atrás.

Gutiérrez recordó a Sapag como “el líder que nos dejó un legado que se demuestra en los hechos. Es un legado que avanza, crece y progresa porque se trata del compromiso de pensar en un desarrollo equilibrado y armónico de la provincia, priorizando a los que menos tienen” y subrayó que “hoy también se cumplen 50 años de la creación del Sistema Provincial de Salud, una enorme y valorada herencia que nos dejó Don Felipe”.

El homenaje a Don Felipe se hizo en Olascoaga al 300 de Neuquén capital.

“Hay una persona enferma de hantavirus y 22 personas aisladas por este virus, y es Felipe que nos indica que no señalicemos el lugar geográfico donde se lo pudo haber contagiado, más allá de las dudas sobre si pudo haber sido dentro o fuera de la provincia del Neuquén sino que nos ocupemos”.

Agregó que “es Felipe quien nos guía en que para que esas 22 personas que están aisladas hace 45 días, también den negativo en el tercero de los estudios realizados en el Instituto Nacional Malbrán”.

Y anunció que “también es él quien me guía para que haya firmado un decreto provincial destinado a brindar asistencia económica a esas 22 familias que están privadas de trabajar debido a esta enfermedad y así tener el sostén económico para sus familiares, para alimentación y pago de servicios”.

“No fue fácil enfrentar la floración de la caña colihue, esto pasa cada diez o doce años. Por eso quiero agradecer a todos los que colaboraron para esta tarea, pero en especial, a cada trabajadora y trabajador del Sistema Provincial de Salud”, manifestó.

En otro tramo de su discurso, Gutiérrez reiteró que “sí es Felipe el que nos dice que no vamos a avanzar confrontados o agrietados. No es Felipe el de los otros colores políticos que hoy -porque no hay elecciones- no vienen a este acto homenaje. No hay hoy aquí presente ni un solo referente de otro partido político que no sea el Movimiento Popular Neuquino, cuando el año pasado estuvieron todos”.

Añadió que “es Felipe quien con la mano tendida nos dice que no son tiempo de agravios, ofensas, de echarle la culpa a nadie, ni al del costado o el que estuvo antes sino de unirnos junto a cada municipio, cada organización intermedia y al gobierno nacional para sacar adelante la provincia y el país”.

Gutiérrez: «es Don Felipe el que nos dice que no son tiempos de agravios ni ofensas».

Indicó Gutiérrez que “Neuquén es un ejemplo. Cuando el año pasado todo el país tuvo un retroceso, con recesión económica, esta fue la provincia argentina que más creció” y convocó “a afianzar y defender nuestra cultura desarrollista”.

Más adelante el gobernador sostuvo que “es importante que, en torno a la figura de Felipe podamos volver a encontrarnos, porque él nos transmite los valores para seguir haciendo de Neuquén un Neuquén que puede ser. Él nos enseñó a entregar -en la función pública- el máximo esfuerzo por el otro o la otra en este camino que es la política”.

Un párrafo aparte dedicó Gutiérrez el Sistema de Salud neuquino y los cincuenta años de creación que se conmemoran también. En este sentido, recordó al vicegobernador de Felipe Sapag durante su mandato del 25 de mayo de 1973 al 24 de marzo de 1976, Antonio del Vas,  “porque fue uno de los pioneros y fundadores de este sistema sanitario, una figura decisiva como lo es el doctor Oscar Closs, presente hoy acá en esta ceremonia”.

Resalto los “valores como el respeto, el compromiso, la transparencia, la honestidad, la perseverancia de Felipe Sapag” y manifestó que “como él nos enseñó, es importante pedir disculpas por los errores cometidos y afianzar la huella del acierto”.

Después de leer uno de los escritos de Sapag, el gobernador Gutiérrez ratificó que “independientemente de lo mucho o poco que se hizo, hay muchísimo más por hacer, pero es siempre con los valores que estos hombres y mujeres nos enseñaron. Es tremenda la vigencia de los valores fundacionales, pioneros y de desarrollo del Movimiento Popular Neuquino. No hay dudas. Este es el camino. No vengo a tapar nada, sé que hay problemas y dificultades, pero para esto hay también más Felipe y su legado para solucionarnos”, cerró el gobernador.

Luego, el gobernador Gutiérrez, el intendente Gaido y familiares de Don Felipe descubrieron una placa recordatoria e inauguraron una muestra fotográfica itinerante sobre la vida del ex gobernador neuquino, la cual –según relató uno de sus organizadores, Arsenio Baeza- se irá renovando cada un año y no sólo se podrá apreciar en el centro de la ciudad sino que recorrerá todo el interior provincial.

Además, se informó que esta tarde se inaugurará un mural en homenaje al líder político en el barrio Bouquet Roldán, el primero de los barrios de la ciudad planificado y construido por Don Felipe.

Sobre Felipe Sapag

Hace 57 años la historia de Neuquén vivía un momento bisagra, ya que el zapalino Felipe Sapag asumía como el primer gobernador nacido en estas tierras.

La ley que provincializaba los territorios nacionales había sido sancionada en 1955, pero tuvo que esperar tres años para aplicarse por la Revolución Libertadora. Por ley Nro. 14.408 del 28 de junio de 1955 se transformaron en provincias los Territorios Nacionales de Formosa, Neuquén y Río Negro.

Fueron el entrerrariano Ángel Edelman y el marplantense Alfredo Asmar los primeros en ocuparse del Poder Ejecutivo provincial, pero en 1962 fue electo Sapag, aunque no pudo asumir por un nuevo golpe de Estado. Un año después, con Arturo Illia de presidente, logró llegar al cargo.

Sapag sería gobernador durante cinco períodos, cuatro de ellos electo y uno como interventor federal del gobierno militar a pedido de Juan Carlos Onganía, luego del movimiento popular de los obreros de la represa de El Chocón recordado como Choconazo. Su última gestión finalizó en 1999, a los 82 años. Falleció el 14 de marzo de 2010, a los 93 años de edad.

En 1961 sentó las bases de lo que se convertiría en el oficialismo provincial: el Movimiento Popular Neuquino, que se mantendría en el poder hasta nuestros tiempos.

Entre los logros de Sapag que pasaron a ser parte de la historia regional también se encuentran la creación de la Universidad de Neuquén, del Consejo de Planificación y Acción para el Desarrollo (COPADE), del Banco Provincia de Neuquén, del Parque Industrial y el Plan de Salud.