Al referirse a los disturbios ocurridos esta mañana frente a la Legislatura, el gobernador ratificó su “rechazo contundente a la violencia” y aseguró que “el único camino hacia el progreso es el diálogo, con más y nuevas ideas”.

El gobernador Omar Gutiérrez aseguró hoy que “las diferencias en democracia se resuelven con más democracia”. Al ser consultado -durante una rueda de prensa- acerca de los disturbios ocurridos esta mañana frente a la Legislatura de la ciudad de Neuquén, el gobernador ratificó su “rechazo contundente a la violencia” y aseguró que “el único camino hacia el progreso es el diálogo, con más y nuevas ideas”.

El mandatario provincial reiteró su “rechazo contundente a esta situación” y subrayó que “con la violencia no vamos a ningún lugar. Cuando hay una diferencia se concilia y se zanja profundizando el diálogo. Para eso está la división de Poderes del Estado y en ella, mi respaldo y fortalecimiento a la Honorable Legislatura provincial, que viene trabajando eficientemente. La Legislatura es la que genera los debates y fortalece los cambios estructurales”.

Agregó luego que “fue precisamente la sanción de una de esas leyes la que motivó este hecho de violencia infundado, que rechazo terminantemente porque la paz y el diálogo son los elementos con los cuales vamos a garantizar y fortalecer el desarrollo en democracia de los ciudadanos y de las instituciones”.

En este punto, Omar Gutiérrez subrayó que “si alguno pretende o entiende que con actos de violencia intimidará a alguien, o sacará algún provecho o ventaja, está muy equivocado. Desde el gobierno vamos a profundizar el diálogo y en él, buscaremos las mejores soluciones”.

Luego dijo: “Aquí en Neuquén somos todos neuquinos, los que nacimos aquí y los que vinieron y eligieron vivir en Neuquén haciendo patria en esta provincia. Queremos a Neuquén y tenemos un futuro aquí. Nos han enseñado que ese futuro se construye de la mano del respeto y del diálogo, y rechazando rotundamente la violencia. Por eso nos oponemos a la violencia de género. Por eso buscamos políticas públicas que nos integren, abordando de forma integral la discapacidad, la diversidad, la lucha contra la droga y el alcohol”.

El gobernador volvió a decirle “basta a la violencia” y convocó a toda la sociedad a “caminar juntos dejando huella a través del camino de la paz y del diálogo. Busquemos armonía para poner en valor todos nuestros recursos. Neuquén tiene la posibilidad de diversificar su economía y para crecer necesita de empresarios que inviertan, de sindicalistas que defiendan inteligentemente los derechos laborales; de trabajadores que trabajen y de políticos que lleven adelante políticas públicas sustentables y sostenibles”.

“Aprovecho para transmitir mi respaldo a la tutela sindical, a la libertad sindical, pero el Poder Legislativo no puede quedar expuesto y en el medio de una lucha sindical de dos asociaciones”, sostuvo Gutiérrez y llamó “a la reflexión para que encaucemos nuestras ganas y energías a través del diálogo, para construir progreso y desarrollo colectivo. Nos une y nos convoca la necesidad de que a todos les vaya bien. Pero no que le vaya bien a un sector a expensas de otro. Tenemos que articular esa defensa legítima de cada uno de los sectores, a través del diálogo, para instrumentar la construcción de un desarrollo sostenible, llevando adelante políticas sustentables”.

Manifestó por último que “el mecanismo de trabajo es siempre el diálogo y el respecto, y no la violencia. Cuando hay violencia hay víctimas y eso no es bueno para la salud de la sociedad, la cual se funda en el respeto al otro, en la paz, en la armonía. Claro, el desafío es precisamente construir esa paz a partir de las diferencias, porque todos somos distintos y pensamos distinto, tenemos distintas trayectorias o venimos de diferentes lugares.