El gobernador acompañó el último día del Gran Premio Coronación del Super TC 2000 y comprometió gestiones para traer más espectáculos deportivos a la provincia.

El autódromo el Autódromo Parque Provincia del Neuquén de Centenario vivió nuevamente otra gran fiesta automovilística con el Gran Premio Coronación del Super TC 2000.  Desde temprano, el gobernador Omar Gutiérrez saludó a los pilotos y comprometió gestiones para traer más espectáculos automovilísticos a la provincia.

“Contento por el día que nos ha tocado y muy feliz de poder estar nuevamente aquí generando desde deportivo, cultural, de integración, también turístico, recibiendo a las familias de distintas provincias”, expresó Gutiérrez.

Acompañaron al gobernador en la jornada el vicegobernador Marcos Koopman y el ministro de Deportes Luis Sánchez, entre otros funcionarios provinciales.

El gobernador destacó que el cierre del TC 2000 en Neuquén “no es casualidad”, y explicó que  “venimos trabajando todos los años y seguramente que el año que viene vamos a tener continuidad en el calendario, fecha segura, en cada una de las competencias a lo largo del año”, señaló.

También reiteró su agradecimiento a los organizadores por la confianza depositada en Neuquén para la organización del evento, que este año tuvo a la provincia como protagonista en dos de sus categorías más importantes.

Gutiérrez reiteró su agradecimiento a los organizadores por la confianza depositada en Neuquén.

Evaluó que “es fruto del trabajo y de haber llevado con constancia, ir buscando siempre mejorar, progresar. Por eso quiero agradecerle a todo el pueblo neuquino y a todos los que ponen ese granito de arena. Se nos abre un abanico de oportunidades el año que viene, que las vamos a ir a buscar, a pedir y a luchar para poder tenerlas nuevamente aquí en el Autódromo de Centenario”, completó.

Acompañaron al gobernador en la jornada el vicegobernador Marcos Koopmann y el ministro de Deportes Luis Sánchez, entre otros funcionarios provinciales.

Un verdadero espectáculo se vivió en la última final de la temporada, que tuvo como protagonistas a Agustín Canapino del equipo Chrevolet YPF (1º) y Leonel Pernía (2º). El resultado le permitió al tandilense Pernía y su Fluence del Renault Sport, conseguir el Gran Premio Coronación.

El resultado le permitió al tandilense Pernia y su Fluence del Renault Sport, conseguir el Gran Premio Coronación.