Gobernadores argentinos mediarían ante diferencias del Ejecutivo y el Legislativo nacional

marzo 25, 2010

Jorge Sapag confirmó que el lunes se reunirá -en la quinta presidencial de Olivos- con otros mandatarios de provincias a fin de constituir un cuerpo mediador ante las diferencias que hoy manifiestan los Poderes Ejecutivo y Legislativo de la Nación.

web-sapag-ambulancias-6.jpg

El gobernador Jorge Augusto Sapag confirmó hoy -en rueda de prensa- que viajará a la ciudad de Buenos Aires para reunirse este lunes, en la quinta presidencial de Olivos, con otros mandatarios provinciales en una iniciativa que calificó como “muy importante” ya que la intención “es constituir un cuerpo que medie entre el Ejecutivo y el Legislativo nacional, sobre todo en esta instancia difícil que atraviesa la República” dijo.

“La meta es servir de ayuda” -indicó Sapag- pero también que “esta suerte de comisión o liga de gobernadores pueda actuar en el análisis de las leyes que afecten el presupuesto y la coparticipación, en todas aquellas iniciativas parlamentarias en materia fiscal y presupuestaria”.

El gobernador aseguró que en el país “existe la necesidad de analizar la ley de coparticipación del cheque, para no actuar de manera impulsiva, porque si dicha ley saliera aprobada esos 12 o 10 millones de pesos que el gobierno nacional no tiene, afectaría partidas presupuestarias que están destinadas a viviendas, obras, el Plan de Asistencia Financiera (PAF) o la Asignación Universal por Hijo”.

Sostuvo que “este tipo de decisiones del gobierno nacional puede perjudicar a las provincias, a Neuquén, por ejemplo, si se aprueba esta ley de coparticipación del cheque, puede representar unos 150 millones de pesos extras que ingresan a las arcas pero, al mismo tiempo, se afectarían los fondos que van al PAF, con lo cual Neuquén saldría perdiendo en la cuenta final”.

Indicó que “la idea de juntarse los gobernadores es permitir articular acciones entre el Ejecutivo y el Legislativo, para evitar una “legislación compulsiva que no beneficie a todas las jurisdicciones por igual y que provincias grandes como Santa Fe reciban un dinero extra con esta ley, y las chicas como la nuestra sólo perjuicios económicos y fiscales”.

Se mostró también partidario de “generar un nuevo pacto fiscal y una nueva coparticipación hacia las provincias de parte de la Nación y así mejorar, manifestó, los niveles de distribución coparticipable”; al tiempo que se expresó “optimista” de encontrar “un marco distinto a esta discusión de nunca acabar entre las iniciativas de la oposición o las presentadas por el oficialismo, traducida en una constante discusión en el Congreso, con falta de votos de unos y otros, falta de quórum, judicialización, decreto de necesidad de urgencia y judicialización otra vez” graficó.

Sapag aseveró finalmente que “el país no puede avanzar de esta manera” y “todos tenemos que asegurar la gobernabilidad, porque las provincias necesitamos previsibilidad +en lo que hace a recursos y gobernabilidad”.