Con el fin de descentralizar los reclamos del consumidor en la provincia, se busca la apertura de una sede del organismo en Zapala, que se sumaría a las ubicadas en Andacollo, Chos Malal, San Martín de los Andes y Plaza Huincul.

En las sedes de Defensa del Consumidor se reciben reclamos, se intima a las empresas para que hagan su descargo y se llama a audiencias conciliatorias. La función de estas oficinas es muy importante, ya que si no se llegan a acuerdos los reclamos se giran a la sede provincial, que es la única con poder para labrar infracciones según la normativa vigente.

Desde la dirección general de Comercio Interior, Lealtad Comercial y Defensa del Consumidor, dependiente del Ministerio de Desarrollo Territorial, se tomó contacto con la municipalidad de Zapala a fin de gestionar la apertura de una delegación en esa localidad. El objetivo es lograr que los habitantes de esa ciudad puedan efectuar reclamos sin tener que trasladarse hasta la sede central en Neuquén capital.

Así lo informó el director general del área, Martín Reigada, tras contactarse con el secretario de gobierno de la municipalidad zapalina, Gastón Calabró. “Acordamos enviarles una propuesta de convenio para que sea analizada por ellos y nos informen si cuentan con el espacio físico y el personal para abrir una delegación en esa ciudad. Estamos a la espera de una respuesta para seguir avanzando en este tema”, indicó Reigada.

Desde el área encabezada por Reigada se continúa trabajando en campañas de educación al consumidor y fomentando la apertura de nuevas sedes locales, como es el caso de Loncopué, donde está previsto abrir una delegación en los próximos días. La municipalidad ya dispuso de un espacio físico para que funcione y envió al personal para que sea capacitado en Neuquén.