El encuentro fue hoy en la Casa de Gobierno con los ministros Gabriel Gastaminza y Omar Gutiérrez. Los comerciantes manifestaron su rechazo a la metodología de protesta de algunos sectores sindicales.

El ministro de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo, Gabriel Gastaminza, y su par de Economía y Obras Públicas, Omar Gutiérrez, recibieron esta mañana en Casa de Gobierno a los representantes de la Asociación del Comercio, Industria, Producción y Afines del Neuquén (Acipan) Carlos Roberti, presidente, y Edgardo Phielipp, vicepresidente.

El objetivo del encuentro fue analizar el impacto que tiene en el sector comercial la situación en relación con las protestas que algunos sectores sindicales llevan adelante a nivel provincial. “No estamos de acuerdo con esta metodología, es una posición histórica de Acipan en este sentido, cualquiera sea el actor y cualquiera sea el tipo de justificación que se pueda tener”, explicó Phielipp.

En este sentido, expresó también su rechazo a “los escraches a las casas particulares de la gente, que no tienen ninguna justificación, porque no se puede escrachar a una familia”, dijo y agregó que “los cortes de ruta perjudican siempre al que trabaja y al empresario, porque no genera otro tipo de cosas. Nosotros hemos manifestado esa posición, porque estamos en contra de la metodología que se está usando”.

En cuanto a las repercusiones económicas, aseguró que existen muchos factores que pueden influir, “como la expectativa de la gente ante un puente cortado o que los accesos a la Avenida Argentina van a estar cortados, o que habrá manifestaciones que pueden tornarse conflictivas, por lo que la gente no sale para evitarlo”. Por esto, “teniendo en cuenta que Neuquén es un centro de compras para todo el Alto Valle, esto nos genera problemas muy serios, se ha notado un descenso en todas las ventas”, dijo.

Por su parte, Roberti indicó que “si no hay actividad por situaciones conflictivas, no hay facturación, no hay impuestos, y una buena parte del presupuesto de la provincia se basa en lo que sucede en la actividad comercial, por lo que bajan los recursos y tenemos más problemas”. Y destacó la posibilidad de “aportar y mantener un diálogo directo con las autoridades y de esa manera poder transmitirles lo que sucede en la ciudad, que es nuestra función”, dado que “la sociedad toda necesita comprometerse y aportar para que tengamos una provincia tranquila”.