El objetivo fue conocer el servicio que presta esa unidad en el hospital Nicolás Avellaneda y así reproducir la misma experiencia en Neuquén.

Funcionarios del ministerio de Salud visitaron el lunes el hospital Nicolás Avellaneda en la provincia de Tucumán, con el objetivo de conocer el servicio que presta la Unidad de Estimulación Temprana de ese nosocomio y así reproducir la misma experiencia en Neuquén, para reforzar la asistencia de trastornos del neurodesarrollo en los dos primeros años de vida.

Visitaron el hospital el coordinador ejecutivo del ministerio de Salud,  Román Cava; la jefa del departamento de Maternidad e Infancia de la subsecretaría de Salud, Cecilia Maisler; el jefe del servicio de Pediatría del hospital Cutral Co-Plaza Huincl, Daniel Mottier; la médica Mercedes Medina, la kinesióloga Alejandra Herrera, la fonoaudióloga María Albornoz y la responsable de Estimulación Temprana, Nadia Pifano.

Cava agradeció a las autoridades sanitarias tucumanas por abrir sus puertas, especialmente al director del hospital, Luis Medina Ruiz, y también al vicedirector Miguel Ferre Contreras. “La generosidad que tuvieron de mostrarnos el trabajo que realizan en la asistencia en los trastornos del neurodesarrollo en los niños es para destacar”, afirmó.

“La visita forma parte de la implementación de una estrategia que estamos desarrollando en la provincia del Neuquén en todo lo referido a maternidad e infancia llamada los primeros mil días”, dijo Cava y agregó que “es un concepto que impulsa Unicef y que nosotros adoptamos, al igual que otras provincias del país. Con esta estrategia se busca jerarquizar los cuidados durante el embarazo, el parto y los primeros dos años de vida”.

“El objetivo de la visita fue conocer el servicio de Atención Temprana que presta el sistema de salud pública de Tucumán en el hospital de clínicas Nicolás Avellaneda, y tomarlo como modelo para implementarlo en los hospitales de cabecera del sistema público de Salud de Neuquén”, explicó el coordinador provincial y añadió que “conocimos un hospital que viene creciendo y dando una excelente atención a la población, sobre todo a la pediátrica, que es lo que nos ocupó en esta visita”.

Por su parte, Cecilia Maisler comentó que “compartir este tipo de experiencias seguramente nos ayudará a fortalecer el área de maternidad e infancia en la provincia”.

El subdirector del hospital Avellaneda, Miguel Ferre Contreras, destacó: “Es un orgullo que nos hayan tomado como referentes y también modelo para desarrollar el mismo servicio en Neuquén. En este sentido hemos destacado sobre todo el apoyo que recibimos del gobernador Juan Manzur y de la ministra de Salud, Rossana Chahla”.

La estimulación temprana sigue siendo un área sensible en niños con déficit, y cuando se demora la atención oportuna, que permite el diagnóstico preciso, se pierde mucho en lo que respecta al tratamiento, por eso es que las intervenciones como las que contempla el servicio del efector significa un gran beneficio para el paciente.