Recientemente se sumaron al programa Menos Sal Más Vida siete panaderías de Chos Malal y Loncopué.

El ministerio de Salud y Desarrollo Social informó que se siguen sumando panaderías en la provincia que adhieren al programa Menos Sal Más Vida. Los últimos establecimientos certificados se encuentran en Chos Malal y Loncopué.

Alejandra Espinosa, referente del departamento de Promoción de la Salud Colectiva, dijo que el listado de establecimientos con adhesión voluntaria al programa “ya suma 15 panaderías en la provincia”. A las ocho certificadas en la ciudad de Neuquén, Senillosa y Loncopué, se sumaron recientemente tres panaderías más de Loncopué y cuatro de Chos Malal.

Entre las panaderías de Chos Malal reconocidas el 22 de septiembre están: Amulen, ubicada en 25 de Mayo y Río Negro; Emanuel, ubicada en Urquiza 230; La Bambina, en General Paz y Lamadrid; y Rama, en Misiones 394.

De la entrega de certificados participaron además la referente municipal de Programas Nacionales y Provinciales, Claudia Castillo, y Gabriela Macello, en representación del hospital Gregorio Álvarez.

El 26 de septiembre, con la participación de las referentes del municipio Danisa Alarcón y Luciana Sepúlveda, y del hospital José Cuevas, la nutricionista Anahí Acuña, fueron reconocidas las panaderías de Loncopué: Crocantes, ubicada en Sarmiento s/n; Pingüino, en Colectora Huarenchenque s/n; y Gutiérrez, en Esteban Salvador s/n.

A partir de la adhesión al programa Menos Sal Más Vida, los establecimientos elaboradores de pan se comprometen a realizar acciones sostenidas destinadas a reducir el agregado de sodio en los panificados, promover el agregado de fibra en la elaboración de diferentes productos, sustituir el empleo de materias primas que contengan grasas trans, promover métodos de cocción saludable y reducir el tamaño de las porciones en productos de alta densidad calórica.

Los últimos establecimientos certificados se encuentran en Chos Malal y Loncopué.