La secretaría del COPADE, autoridad provincial de Ciencia y Tecnología, anunció que ese municipio accedió a fondos otorgados por el Cofecyt mediante la línea de Desarrollo Tecnológico Municipal, para adquirir equipamientos y realizar capacitaciones a fin de fortalecer su sala de elaboración de alimentos.

El gobierno provincial fue notificado recientemente de una resolución de la secretaría de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación que habilita el financiamiento para un proyecto presentado por la municipalidad de Vista Alegre en una convocatoria de la línea de Desarrollo Tecnológico Municipal (Detem). Mediante este acto administrativo se le adjudicó al municipio un aporte no reembolsable de 700.590 pesos que será destinado a fortalecer la sala de elaboración comunitaria de productos alimenticios.

La secretaría del COPADE, como autoridad provincial de Ciencia y Tecnología, notificó a las autoridades de Vista Alegre sobre esta noticia, aclarando que el próximo paso es firmar el convenio de subvención para concretar el envío del financiamiento. Para ello, la Fundación de la Universidad Nacional del Comahue para el Desarrollo Regional (Funyder) participará como unidad de vinculación tecnológica.

El proyecto tendrá un plazo de ejecución de 13 meses. Demandará una inversión total de $1.004.490 por lo cual, además del aporte obtenido mediante la línea Detem, la contraparte compuesta por la municipalidad y la Universidad Nacional del Comahue se ocupará del dinero restante ($303.900).

El director del proyecto, Alejo Simonelli, explicó que el objetivo es fortalecer el proceso productivo de la localidad a través de la innovación y gestión de las buenas prácticas productivas en la sala de elaboración comunitaria, a fin de aumentar la calidad productiva y los ingresos de las familias que a nivel local se dedican a la producción.

“La intención es generar mayores ingresos para esos hogares y, a la vez, trabajar en el fortalecimiento con vistas a una etapa posterior, vinculada a la consolidación de un espacio de venta que estaría ubicado en cercanías del Dique Ballester, aprovechando la cantidad de gente que se acerca hasta ese lugar por el parque lindante. La idea es armar una feria que funcione no sólo en verano sino también los fines de semana”, dijo Simonelli.

Agregó que se prevén tres tipos de destinatarios: Institucionales (la municipalidad), Sociales (agricultores familiares, productores y elaboradores de productos alimenticios artesanales) e Indirectos (la población local y también los visitantes itinerantes que podrán adquirir productos alimenticios artesanales de elaboración local que cuentan con la habilitación bromatológica correspondiente).

El proyecto incluye la adquisición de equipamiento, materiales e insumos para el fortalecimiento y la optimización de la sala de elaboración comunitaria, así como también para implementar un espacio de capacitación en ese lugar y un programa de formación sobre desarrollo local con inclusión social de los pequeños productores y elaboradores de la localidad. En tal sentido, Simonelli aclaró que ya se están haciendo algunas capacitaciones a través del Puesto de Capacitación Agropecuaria de San Patricio del Chañar, pero la intención es sumar nuevas capacitaciones, complementarias.

Desde la dirección provincial de Ciencia y Tecnología del COPADE se explicó que, además, “se aspira a mejorar el sistema de gestión para el etiquetado y control de stock de los productos de la sala, capacitar a los elaboradores para utilizar el equipamiento que permita realizar tales tareas y transferirles conocimientos a los productores”.

Asimismo, se busca alcanzar un modelo productivo que desarrolle una vinculación permanente entre los productos producidos y los demandados, generando un sistema de información que fortalezca la innovación productiva local.

Estas acciones se encuadran en el Plan Quinquenal de Desarrollo Provincial 2019-2023 en lo que respecta a los ejes de diversificación económica y equilibrio territorial.