Fondo del Bicentenario: que no haya una actitud obstructiva

marzo 1, 2010

Jorge Sapag dijo que, como gobernador, espera que la oposición y el oficialismo acuerden posturas para garantizar la gobernabilidad en el Congreso.

El gobernador de la provincia, Jorge Sapag, dialogó con la prensa al culminar su discurso en la apertura del XXXIX período ordinario de sesiones  de la Legislatura provincial. Al ser consultado sobre el Fondo del Bicentenario, dijo que lo que espera como gobernador es que discuta, que se hable, “pero que no haya una actitud obstructiva o que haya una posición desestabilizante, que la oposición y el oficialismo trabajen en la construcción de la gobernabilidad”.  

También recalcó la ayuda que puso a disposición del vecino país de Chile e indicó que este martes viajará a Buenos Aires para continuar con gestiones tendientes al ingreso de la provincia al Plan de Asistencia Financiera.

Rueda  de prensa del gobernador Jorge Sapag: 

-Consulta sobre la ayuda a Chile. 

-Es un tema grave, es una catástrofe en la historia de Chile. Decimos que fue cincuenta veces más intenso que el que tuvo Haití. Hay millones de chilenos damnificados, hay ciudades enteras sin agua y sin luz. Yo estoy consternado, preocupado y hemos tomado la decisión de declarar duelo por siete días y de aportar dos millones de pesos para comprar insumos y alimentos para enviar al hermano país. 

– ¿Pudo hablar con el cónsul? Porque además de lo que se compre y demás… 

– Me acaba de entregar una carta donde me resume todas las inquietudes. Ayer estuvimos hablando, hoy también. De los pasos, ustedes saben que se está derivando todo a Cardenal Samoré, porque el paso Pino Hachado está obstruido del lado chileno. Hemos trabajado en el paso Pichachén. Estamos muy preocupados. Es muy grave lo que sucede en Chile.

– ¿Neuquén está preparada para sufrir una catástrofe así? 

– No contesto preguntas hipotéticas, no contesto preguntas hipotéticas. ¿Usted cree que Chile estaba preparado para tener un millón y medio de casas destruidas? Acá Defensa Civil, trabajamos nosotros apenas ocurrió el hecho, a las tres y media de la mañana trabajó Defensa Civil, trabajó la Policía, se recorrió casa por casa en Copahue, Caviahue, Aluminé, San Martín (de los Andes). Gracias a Dios, en la provincia del Neuquén, no ocurrió más que el temblor. Y Defensa Civil trabaja en capacitación, en preparación. 

Ahora, yo le puedo asegurar que para un terremoto de estas características, cincuenta veces el de Haití, que tira abajo un millón y medio de casas, que deja en estado de necesidad a 6 o 7 millones de personas, yo quisiera ver y ayudar al gobierno de Chile para enfrentar esta situación a diez días de un cambio de gobierno.  

El presidente electo (Sebastián Piñera) tiene que asumir la República y la presidenta (Michelle Bachelet) tiene que dejar la república en estas condiciones. La he visto a la presidenta muy entera, la he visto muy fuerte, trabajando al lado de los damnificados. Pero los daños son superlativos. Va a llevar años la reconstrucción de Chile, años la reconstrucción de ciudades como Concepción. No puedo menos que solidarizarme con el pueblo chileno. 

– Gobernador, me imagino que va a seguir ahora el discurso de la presidenta. ¿Qué espera del mismo? 

– Yo espero que se asegure la gobernabilidad por parte del Congreso de la Nación, porque el país tiene que seguir funcionando; que se entiendan el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo en Nación, que lleguen a un entendimiento, que saquen las leyes que hay que sacar, que el Fondo del Bicentenario si tiene que ser tratado por ley se trate por ley. Pero lo importante es que la república siga funcionando. No se puede detener la república. Detener la república es detener también a las provincias en su marcha y en su derrotero. Lo que traté de transmitir hoy es: cuando se debe asegurar la gobernabilidad, los intereses generales están por encima de los sectoriales y los partidarios. 

– ¿Usted va a tener algún tipo de convocatoria en particular con dirigentes de la oposición, con diputados de otros bloques, habida cuenta de lo que usted dijo de la gobernabilidad y demás? 

– No, no, no. La gobernabilidad se da en espacios como el Legislativo, el recinto. No hay ningún problema. Estamos siempre en los foros de seguridad, estamos en los foros de educación, estamos en los foros de la producción, siempre hablando con los actores y no hay ningún problema de hablar con los partidos políticos. 

– Gobernador, ¿va a Buenos Aires ahora para seguir de cerca el tema? 

– Mañana a la noche viajo a Buenos Aires para estar el miércoles en Buenos Aires. Estoy preocupado con el tema porque, tanto en Hacienda de Nación como en Obras Públicas de Nación como en distintos sectores de Nación, me han dicho que muchas decisiones están a la espera de la decisión del Fondo del Bicentenario. Entonces, mi preocupación. Y creo que ustedes también lo reflejaron en la crónica el otro día. Yo no quiero dramatizar la situación, pero la Nación necesita recursos económicos, sino el presupuesto se va a ver afectado. Que lo discutan, que lo consensuen, que lo hablen, que los legisladores se sienten, pero que no haya una actitud obstructiva o que haya una posición desestabilizante, que la oposición y el oficialismo trabajen en la construcción de la gobernabilidad. Es lo que espero como gobernador. 

– Gobernador, ordenar los recursos entre ingresos y egresos ¿es el principal objetivo de 2010 o hay algún otro objetivo paralelo a ese?   

– Todos los objetivos son importantes. Yo quise hacer un paneo para no ir más largo. Yo pensaba que iba a durar una hora el discurso, duró más. Pero es imposible detallar todos los temas centrales importantes sin dedicarles algo de tiempo. Por supuesto que el tema del presupuesto es importante. El Plan de Asistencia Financiera (PAF) de Nación para nosotros hoy es muy importante. Hemos solicitado 500 millones de pesos, en el presupuesto hemos colocado 400 millones de pesos. Creemos que ese fondo lo necesitamos para el funcionamiento del Estado. El Estado paga los sueldos y se  queda con muy pocos recursos. Recibiendo el Plan de Asistencia Financiera de Nación, contaríamos con un recurso extra. Por eso tenemos que ser muy prudentes en estos meses.  

Me lo ha dicho el secretario de Hacienda de la Nación, que la economía real todavía no está reflejada, con sus buenos índices de funcionamiento y actividad económica, en los índices de recaudación tributaria y que ellos creen que toda la actividad más la cosecha importante que está viniendo a la República en ingreso de divisas y demás se va a ver reflejado a partir de mayo de este año. Nosotros necesitamos estos meses para recomponer las finanzas públicas y poder atender a aquellos que permiten el funcionamiento del Estado. Por ejemplo, abastecimiento de insumos a los hospitales,  transporte escolar, combustibles, comunicaciones, proveedores del Estado en general.  

– El Página 12 del domingo hizo una nota respecto de esta discusión que se va a dar en el Senado por el Fondo del Bicentenario y plantea un marco de negociación entre el gobierno nacional con las provincias a partir de una condonación -supuesta condonación del gobierno nacional- a los vencimientos de deuda de este año para las provincias. ¿Esto lo estuvo hablando en Buenos Aires, teniendo en cuenta que se reunió por el tema del Plan de Asistencia Financiera con las autoridades? 

– No, no hablamos particularmente de ese tema. Si viene, mejor. Pero lo que estamos planteando es el ingreso de dinero del PAF —400 millones—, la atención del Plan de Viviendas —que son alrededor de mil millones de pesos— y la continuación de las rutas —por ejemplo, Siete Lagos está en un ritmo de construcción muy bajo. Son obras por mil millones de pesos. Y Chihuido, por supuesto, que es una obra de 1.500 millones de dólares, que depende mucho del comportamiento de las finanzas en Tesorería de la Nación. Por eso es que es tan importante que oposición y oficialismo se pongan de acuerdo. Ojalá que se pongan de acuerdo rápido.