Flexibilizan el ingreso de chacinados y carnes a la Patagonia Norte

abril 16, 2009

La medida corresponde al Senasa y englobaa salamines, jamones y cortes cárnicos que provengan de establecimientos habilitados por este servicio con el sello envoltorio que contiene la marca y el número de autorización sanitaria. La restricción permanece para los productos de elaboración artesanal.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), dependiente de la Secretaría de Agricultura Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación (Sagpya) determinó esta semana que se flexibilice la barrera zoosanitaria que funciona en el río Colorado y también en el río Negro y el paralelo 42, sólo para algunos productos chacinados y cortes cárnicos. La norma ya fue acatada por la provincia del Neuquén e implementada en todos los puestos sanitarios del territorio a través del ministerio de Desarrollo Territorial. 
 
El director general de Sanidad Vegetal de la provincia, Mariano Bondoni indicó que la resolución del Senasa menciona que “se pueden ingresar salamines y jamones que provengan de establecimientos habilitados por este servicio con el sello envoltorio que contiene la marca y el número de autorización sanitaria”, pero aclaró que “éstos no deberán ser de elaboración artesanal, de los que habitualmente la gente compra en la ruta sin ningún tipo de identificación”.

En cuanto a los cortes cárnicos Bondoni detalló que la resolución federal también los engloba “siempre y cuando vengan envasados al vacío y de establecimientos habilitados por el Senasa con el sello correspondiente” y agregó que “si bien se flexibiliza la barrera fitosanitaria esto no quiere decir que se pueda ingresar cualquier producto”.

Según el funcionario “la medida se logra porque la región patagónica mantiene el área libre de aftosa y la categorización existente para Patagonia Norte A y B, esto es, libre de aftosa con y sin vacunación respectivamente; y también porque el Senasa determinó que no existe riesgo alguno de transmisión de aftosa por estos cortes cuando provengan de establecimientos habilitados”.

La norma legal de Nación aprueba un listado de productos, subproductos y derivados de origen animal que pueden ser ingresados a la Región Patagónica Norte A y a las Regiones Patagónicas Norte B y Sur, a través de la entrada de personas, sus equipajes y medios de transporte, por no revestir riesgo de transmisión y contagio del virus de la fiebre aftosa siempre que se transporten en pequeñas cantidades, sean para consumo personal o familiar, estén debidamente identificadas y rotuladas por la autoridad competente y cumplan las pautas que en esta norma se establecen en cada caso.

El mapa sanitario de la Patagonia norte identifica como zona Norte A, a la comprendida en la mesopotamia de los ríos Colorado y Negro y el departamento Confluencia de la provincia de Neuquén hasta el límite de la localidad de Picún Leufú. La Norte B comprende el oeste de la provincia de Neuquén y el sur de la provincia de Río Negro, mientras que la zona Sur es la situada al sur del paralelo 42, el límite imaginario entre Río Negro y Chubut.

Además de embutidos y salazones también se podrá ingresar con todas las condiciones descriptas, carne picada, medallones de carne y hamburguesas de especies bovina y ovina y embutidos, chacinados con procesamiento térmico como mortadela, morcilla, salchichón, salchicha de Viena y jamón cocido.

La resolución especifica también que se prohíbe el ingreso a las distintas regiones sanitarias de todo producto de origen animal considerado de riesgo o alimento o comidas elaboradas en base a los mismos, que sea de elaboración casera o artesanal sin identificación o rotulación.