Firmaron un convenio de cooperación para fomentar la conformación de empresas

noviembre 19, 2009

El documento rubricado por el Copade y la Unión de Empresas Neuquinas (UEN), tiene el objetivo de articular acciones entre lo público y lo privado para constituir una Incubadora de Empresas y fortalecer a los emprendedores locales.

La subsecretaría del Consejo de Planificación y Acción para el Desarrollo (Copade) y la Unión de Empresarios Neuquinos sociedad civil (UEN) firmaron este mediodía un convenio de cooperación técnica y capacitación para fomentar la conformación de pequeñas y medianas empresas locales.

El objetivo es articular un espacio entre lo público y lo privado que pueda ofrecer orientación a emprendedores acerca de la búsqueda de financiamiento o cuestiones técnicas, lo que se denomina Incubadora de Empresas, para concretar proyectos de base tecnológica y productiva en Neuquén capital. También se busca la diversificación productiva de la región y la innovación, por medio de la constitución de un espacio incluyente.

La firma se llevó a cabo en el Ministerio de Gobierno, Trabajo, Justicia y Derechos Humanos y participaron el titular de la cartera de la que depende el Copade, Jorge Tobares, el presidente de la UEN, Máximo Diez y el coordinador del Copade, Thierry Davezac.

Davezac explicó que el convenio “es el fruto de la articulación entre el sector privado y el estatal para promover el desarrollo de nuevas empresas, que en su etapa de nacimiento requieren de una asistencia sobre todo en capacitación, tanto para acceder a financiamiento como para mejorar lo que es la gestión empresaria”.

Indicó que el organismo provincial aportará sus equipos técnicos para capacitar a empresarios de la UEN y a la vez a emprendedores para fortalecerse como empresarios. “La idea original y básica es formular un programa de incubación de empresas en Neuquén con sede en la UEN y con el aporte del Estado provincial”, sintetizó.

Una herramienta de desarrollo económico

Según la National Bussines Incubation Asociation (NBIA) una Incubadora de Empresas es una herramienta del desarrollo económico diseñada para acelerar el nacimiento y el crecimiento de emprendimientos a través del aporte de recursos y servicios que sirven de soporte para la empresa incipiente. La Incubadora provee del acceso a espacio con renta apropiada y alquileres flexibles, servicios de oficina y servicios de soporte de equipos tecnológicos y asistencia para obtener el financiamiento necesario para el crecimiento de la empresa.

En las localidades de Mendoza, y Luján (provincia de Buenos Aires) se realizaron ya experiencias de este tipo con éxito. “Son emprendimientos que ayudan mucho, porque en escenarios complejos como el de la Argentina los empresarios que se inician necesitan mucho apoyo. La Unión Empresaria tiene empresarios con mucha experiencia y de acción en el territorio provincial, lo que se suma a la capacidad del Estado de generar lazos con organismos que puedan financiar y capacitar a nivel local, nacional e internacional”, finalizó.

Por su parte el presidente de la UEN, Máximo Diez, agregó que el próximo paso es confeccionar entre los organismos que participan -entre los que está el Consejo Federal de Inversiones (CFI)- un esquema para ser presentado ante organismos internacionales de crédito, a fin de lograr el financiamiento.