Mediante este acuerdo, ambas carteras ofrecerán asesoramiento mutuo, intercambio de información y planificación de programas de capacitación.

Los ministerios de Desarrollo Social y de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo firmaron hoy un convenio de colaboración para ofrecer conjuntamente un programa de capacitaciones para el desarrollo humano. Lo firmaron la subsecretaria de Gestión y Desarrollo Social, Olga Guzmán, y el subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel, y tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre, con posibilidad de prorrogarse.

El acto se desarrolló en la secretaría de Trabajo. Según el convenio, se abre un amplio espectro de posibilidades de colaboración, por lo cual, se considera oportuno suscribir un protocolo que permita un aprovechamiento de los recursos más óptimo y una cooperación activa en el desarrollo de temas de interés común. Asimismo, se establecerán bases para coordinar la actuación de ambas instituciones en capacitaciones, asesoramientos, intercambio de información y realizaciones en los campos del desarrollo social, laboral y humano.

Cada una de las instituciones aportará recursos humanos y materiales al convenio para que se pueda llegar a buen fin. Por parte del ministerio de Desarrollo Social, la responsable será Liliana Lucero; mientras que por la subsecretaría de Trabajo lo hará Ignacio Fernández Beschtedt, director de Comunicación Institucional del organismo.

Guzmán explicó que el convenio “nos permite mejorar aún más nuestra capacidad operativa en los talleres de capacitación en oficios, aumentando los recursos materiales y perfeccionando el capital humano, sumando nuevas propuestas y potenciando las que ya tenemos en funcionamiento en nuestros Centros de Promoción y en varias localidades del interior”.

Por su parte, Seguel expresó que “la capacitación es una herramienta fundamental para la administración de recursos humanos, que ofrece la posibilidad de mejorar la eficiencia del trabajo en los organismos estatales o instituciones públicas, permitiendo a su vez que la misma se adapte a las nuevas circunstancias que se presentan, tanto dentro como fuera de la organización”. “Proporciona a los empleados –prosiguió el funcionario- la oportunidad de adquirir mayores aptitudes, conocimientos y habilidades que aumentan sus competencias, para desempeñarse con éxito en su puesto. De esta manera, también resulta ser una importante herramienta motivadora”.

Asimismo, la funcionaria destacó que “junto con el ministro Alfredo Rodríguez tenemos la convicción de que la capacitación es una herramienta fundamental para el desarrollo social y humano” y concluyó: “Los talleres en oficios demostraron ser un éxito y llevamos casi 2.500 egresados, lo que se traduce en más oportunidades de autoempleo y microemprendimientos”.