La inversión supera los 23 millones de dólares. Se construirán unos 600 kilómetros de líneas eléctricas a través del Prosap y con el financiamiento del Banco Mundial.

Esta semana se firmarán los contratos de las obras de electrificación rural que beneficiarán a parajes de las zonas Norte y Centro Oeste de la provincia. Los trabajos se ejecutarán a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), con participación de la provincia, Nación y el Banco Mundial. La inversión es de 23.928.526 dólares y comprende la ejecución de unos 600 kilómetros de líneas eléctricas.

El subsecretario de Producción, Javier Van Houtte aseguró hoy que las obras beneficiarán a mil personas en forma directa y a otras dos mil de manera indirecta y manifestó que “es un proceso largo y ha tenido mucho trabajo. Es entendible por toda la envergadura de la obra y porque son fondos que la provincia ha ido a buscar afuera, en este caso al Banco Mundial”.

Van Houtte explicó que “es un proyecto muy ambicioso y está previsto en toda la provincia. Por un pedido del Banco, se han separado. Están avanzando más rápido las zonas Norte y Centro, y la zona Sur todavía está pendiente de que el Banco vaya dándole la aprobación, que ya está el proyecto ejecutivo formulado”.

Acerca de los plazos, señaló que “se están evaluando en base a las propuestas que han hecho las empresas. Está siendo evaluada para mandar un informe a la revisión técnica y se está esperando que el banco dé la autorización definitiva. Hay algunas cuestiones que no están decididas, pero calculamos que por la envergadura de la obra va tener un año de plazo. Esperamos que se pueda comenzar en los próximos 60 días”.

El subsecretario dijo que las obras otorgan mejores condiciones de vida a estos parajes “tan alejados de los centros urbanos” y también permiten “mejorar sus posibilidades de desarrollo y de producción”.

“Sabemos lo importante que es la electricidad en la vida diaria y las posibilidades de producción”, expresó y aseguró que las obras llegarán a “un montón de lugares en que los técnicos siguen haciendo proyectos y la llegada de esta electricidad va a generar nuevas y grandes oportunidades”.

Las obras

Entre los trabajos, está previsto que se ejecute la estación transformadora Pulmarí, la electrificación de Ñorquinco, la línea de transmisión Andacollo-Las Ovejas y la estación transformadora 33/ 13,2 kilovoltios; además de la electrificación del paraje Trailathue y de los parajes rurales Tres Chorros, Rahueco y Naunauco.

También se desarrollará la electrificación de los parajes rurales Pichi Neuquén; La Matansilla y Colomichico; y la línea de media tensión de 13,2 kilovoltios y subestación estación transformadora para Las Lajas-Pino Hachado.

Finalmente, en la zona de Zapala se ejecutará la electrificación del paraje rural Mallín del Muerto, la estación transformadora 33/13,2 kilovoltios de Mallín de los Caballos, la electrificación rural de los parajes Covunco Abajo, Mallín de los Caballos, Mallín Quemado, Los Alazanes, Santo Domingo Abajo, La Amarga, Villa Puente Picún Leufú y Bajada de los Molles; y la línea de transmisión Zapala-Puente Picún Leufú.

El Prosap

El Prosap es un programa federal de inversiones de la secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Sagpya), destinado al mejoramiento de los servicios agropecuarios de las provincias.

Los fondos del Prosap se destinan tradicionalmente a proyectos relacionados con la producción y el desarrollo rural, aportando recursos para la ejecución de proyectos de infraestructura y servicios para la producción agropecuaria: riego y drenaje, sanidad animal y vegetal, electrificación rural, caminos rurales, desarrollo comercial y competitividad, y otros servicios de apoyo a la producción agroalimentaria.

En forma reciente se han integrado áreas relacionadas con proyectos privados, referidos a cadenas productivas en agronegocios y a la promoción de la competitividad de productos agroindustriales, con criterio territorial.

El programa se financia principalmente con recursos provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Internacional de Recuperación y Fomento (BIRF)-Banco Mundial.