Firman acta acuerdo con la cámara de comercio italiana

mayo 17, 2010

El ministerio de Desarrollo Territorial firmó un convenio marco de cooperación con la Cámara de Comercio Italiana en la República Argentina. El objetivo es establecer relaciones de complementación y cooperación entre las entidades firmantes para favorecer el sistema socio- económico público y privado de la provincia.

El viernes pasado, el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya y el subsecretario del Consejo de Planificación y Acción para el Desarrollo (Copade), Sebastián González, firmaron un convenio marco de cooperación con la Cámara de Comercio Italiana en la República Argentina (CCI).

El acuerdo se suscribió en una oficina ubicada en Marcelo T. de Alvear 1119 de la ciudad autónoma de Buenos Aires. Desde la CCI se comprometieron a aportar su experiencia, a través de la asistencia técnica y transferencia del “know-how” (“saber cómo”, en inglés) de modelos y prácticas italianas para la “valorización de las producciones típicas” y los “sistemas económicos locales”.Según se expresa en el convenio, el objetivo es “establecer relaciones de complementación y de cooperación entre las entidades firmantes sobre aquellas tareas que sean de interés común, a los efectos de desarrollar proyectos y acciones destinados a favorecer, sobre la base de la experiencia italiana, culturas y prácticas del desarrollo local y la internacionalización del sistema socio-económico público-privado de la provincia”.

También ofrecieron sus conocimientos sobre internacionalización de sistemas productivos locales y regionales, tales como la agroindustria (nogalicultura, olivicultura, vitivinicultura o ganadería), fruti-horticultura, minería y turismo rural.

Otro de los aportes comprometidos es aportar la experiencia de la cámara italiana en promoción, diseño y ejecución de proyectos de cooperación internacional en las áreas “Internacionalización de pymes” y “Gestión de conocimiento y políticas de desarrollo económico y territorial”, entre otras. Además, propusieron hacerse cargo de la formación y capacitación para funcionarios y empresarios involucrados con cada sector.

Por parte de la provincia, a través de la subsecretaria del Copade, ofrecieron encargarse del diseño, implementación, seguimiento y control de todas las acciones. También se comprometieron a elaborar análisis y estudios (a los fines de poder evaluar y compatibilizar propuestas programáticas), a planificar actividades operativas relativas a los proyectos conjuntos y a implementar mecanismos apropiados para su administración, concertando criterios comunes y afines a otras jurisdicciones del gobierno de la provincia.

Además, los representantes del gobierno neuquino ofrecieron coordinar y gestionar los instrumentos de asistencia financiera con el Estado nacional y los organismos internacionales de crédito; así como coordinar las acciones destinadas a la promoción económica e integración de las regiones que conforman la provincia.