Fue mediante una convocatoria del Copade que se financió con fondos provenientes del recupero de créditos otorgados años atrás mediante la ley nacional Nº 23877. Uno de los proyectos es para fabricar el prototipo de una máquina suelo-cemento y el otro, para producir una herramienta que permitirá pegar cinta en construcción en seco.

El subsecretario de Planificación y Acción para el Desarrollo, Sebastián González, mantuvo ayer una reunión con Daniel D’Esposito y Damián Campos, beneficiarios de una convocatoria pública de créditos efectuada a principios de este año por el Copade para financiar proyectos de Modernización y Desarrollo Tecnológico.

Sus iniciativas, vinculadas al sector de la construcción, reunieron las condiciones requeridas en los pliegos de esa convocatoria y obtuvieron el financiamiento para comenzar a materializarse. Una de ellas apunta a fabricar el prototipo de una máquina suelo-cemento y la otra, al desarrollo y la producción de una herramienta que permitirá pegar cinta en construcción en seco.

El subsecretario destacó el gen emprendedor que está presente en ambas iniciativas y ponderó el interés que ambos proyectos tuvieron por el rubro de la construcción, un sector en el cual se concentra uno de los principales intereses de los neuquinos, como es acceder a una vivienda. “Forman parte del mismo negocio pero en distintos rubros y con estos proyectos buscan dar respuesta a una misma necesidad, que es la construcción de viviendas, con materiales que no son los tradicionales, pero que tienen grandes posibilidades de ganar espacio en el sector”, expresó el titular del Copade.

González recordó que esta convocatoria fue posible porque la Provincia del Neuquén adhirió al Régimen de Promoción y Fomento de la Innovación Tecnológica -ley nacional Nº 23877- a través del cual se entregaron créditos que, con el correr del tiempo, fueron cancelados y generaron un fondo de 600 mil pesos que permitió la asignación de recursos a esta convocatoria. Remarcó que ahora el Copade dispone de una herramienta propia de financiamiento, creado a partir de la sanción de la ley provincial Nº 2634 que establece la conformación del Fondo para la Ciencia, la Tecnología y la Innovación Productiva del Neuquén.

Los proyectos

El proyecto denominado “Fabricación Prototipo Máquina Suelo-Cemento” está localizado en Neuquén capital y pertenece a Campos. La inversión total requerida es 61.550 pesos. El crédito otorgado asciende a 43.050 pesos, equivalente al 69,94 por ciento del monto total del proyecto.

En septiembre pasado la subsecretaría del Copade -a través del Ministerio de Desarrollo Territorial- otorgó a este beneficiario el 30 por ciento del crédito aprobado que ha sido destinado a solventar la primera etapa de ejecución del proyecto, correspondiente a la adquisición de materiales e insumos para posteriormente diseñar y ensamblar las piezas de la máquina.

El objetivo, explicitado por Campos en su presentación, es “fabricar un prototipo de una máquina semiautomática para la producción de ladrillos suelo-cemento que no necesiten cocción en horno”. La justificación se basa en que la construcción con ladrillos compactados de suelo-cemento constituye una alternativa ecológica por cuanto el mayor insumo que se utiliza es el propio suelo. Los ladrillos comprimidos en la máquina permiten tener unidades de medidas estándar que no necesitan ser horneados, puesto que el proceso de curado es completamente natural, lo que implica un ahorro energético considerable.

El otro proyecto, denominado “Desarrollo y producción de máquina-herramienta pegadora de cinta en construcción en seco” fue presentado por Daniel Sebastián D´Esposito e Iván Pablo Rubiolo ambos de la ciudad de Neuquén.

Concretar esta idea innovadora para la región requerirá de un total de 101.002 pesos, de los cuales 49.233 pesos fueron garantizados a través de los fondos disponibles en esta convocatoria. La cifra a aportar por el Estado en este caso representa casi la mitad del monto total del proyecto y la primera de las cuotas fue entregada a fines de septiembre.

Según explicó D`Esposito, esa suma inicial -de 14.769,90 pesos- será destinada a solventar la primera etapa de ejecución del proyecto, correspondiente a la adquisición de equipamiento e insumos para la fabricación de una herramienta que permita la automatización del proceso de pegado de cinta para las uniones entre placas de yeso en los sistemas de construcción en seco, comúnmente conocidos como durlock.

Agregó que esta herramienta, relativamente económica y factible de realizarse en la región, permitiría mejorar la calidad de la terminación del trabajo y finalizarlo entre 10 y 15 veces más rápido que lo que se demoraría en forma manual. La fabricación de esta herramienta consta de tareas de hojalatería, herrería y metalmecánica y el insumo principal es la chapa de aluminio.

La convocatoria

Durante la reunión con el subsecretario González, realizada ayer por la mañana en la Sala Tosello del Centro Administrativo Ministerial, se consideró importante que el gobierno destine fondos para financiar iniciativas de estas características y se mencionaron dos temas en particular: por un lado, los tres años de gracia que disponen estos créditos y por el otro, el hecho de que una parte del costo total es asumida por los propios emprendedores.

Al respecto, cabe recordar que esta convocatoria estableció un periodo de gracia de dos años para los créditos que fueran destinados a la modernización y tres años para los dedicados al desarrollo tecnológico. En ambos casos, el monto máximo de financiamiento por proyecto fue de hasta 60.000 pesos y el monto solicitado no podía exceder el 70 por ciento del costo total del proyecto, siendo el beneficiario quien debía aportar la suma restante.

El Banco Provincia del Neuquén (BPN) ofició como agente financiero y la Fundación para el Desarrollo Regional de la Universidad Nacional del Comahue (Funyder) evaluó los proyectos presentados. La metodología de entrega fue mediante concurso público de proyectos para poder asignar los recursos de la mejor forma posible.