La convocatoria apunta a la discapacidad, economía social, agricultura familiar y hábitat social. Se dispondrá de 6.240.000 pesos que serán distribuidos por igual entre esas cuatro categorías y se asignarán hasta 130.000 pesos por proyecto.

Hasta el 31 de mayo hay tiempo para presentar proyectos de tecnologías para la inclusión social factibles de ser financiados a través del Programa Consejo de la Demanda de Actores Sociales (Procodas). El objetivo de la convocatoria, impulsada a nivel nacional por el ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, es dar respuesta a las demandas sociales o productivas a través de desarrollos tecnológicos que permitan fomentar procesos de desarrollo social y económico, con respaldo y participación locales.

Podrán participar municipios de hasta 50.000 habitantes, asociaciones, cooperativas, sindicatos, micro, pequeñas y medianas empresas y organizaciones de la sociedad civil.

Para acceder a las bases y condiciones de esta convocatoria o consultar cuál es el proceso de presentación de proyectos se sugiere visitar http://www.mincyt.gob.ar/convocatoria/proyectos-de-tecnologias-para-la-inclusion-social-2017-12679

Desde la dirección provincial de Ciencia y Tecnología de la secretaría del COPADE se aclaró que las propuestas deberán estar orientadas a cuatro áreas temáticas: discapacidad, economía social, agricultura familiar y hábitat social. En total, la convocatoria dispondrá de 6.240.000 pesos que serán distribuidos por igual entre esas cuatro categorías y se asignarán hasta 130.000 pesos por proyecto. La ejecución de los proyectos deberá ser de hasta 9 meses.

Quienes postulen proyectos sobre discapacidad deberán orientarlos a resolver o mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad, a través de un desarrollo tecnológico específico tendiente a su integración, para lograr la participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás. En tal sentido, en las bases de la convocatoria se explicitó que “se privilegiarán aquellas presentaciones que se orienten a: desarrollo y/o adaptación de tecnologías asistivas y desarrollo de software”.

En lo que respecta a Economía Social se aspira a recibir proyectos tendientes a desarrollar soluciones tecno-productivas fundamentalmente en cooperativas textiles, de calzado y marroquinería, que contribuyan a mejorar la sostenibilidad y sustentabilidad de los microemprendimientos productivos y sus organizaciones de referencia.

En el área de agricultura familiar se privilegiarán aquellos proyectos que planteen el agregado de valor a la producción, sistemas y herramientas para el mejoramiento de la gestión de la calidad y la inocuidad en la agroindustria; manejo de desechos, adecuación y desarrollo de maquinaria agrícola para pequeñas unidades agropecuarias familiares.

Por último, se podrán presentar proyectos que mejoren el hábitat y promuevan el desarrollo de tecnologías que mejoren la calidad de vida, ya sea en la esfera doméstica como en los espacios públicos y comunitarios. En esta categoría se podrán postular acciones que impliquen el uso de recursos locales, la innovación en materiales y sistemas constructivos, el manejo de residuos sólidos y líquidos, el uso racional de la energía, estrategias y contenidos educativos para el ahorro energético.

La ejecución de los proyectos deberá ser de hasta 9 meses.