Durante dos años un voluntario del país asiático colaboró para combatir el ingreso de enfermedades y controlar los agentes patógenos que afectan las actividades de los peces.

Culminó la estadía de Togo Miyazaki en Junín de los Andes, el profesional estuvo durante dos años trabajando en el Centro de Ecología Aplicada del Neuquén (CEAN) como parte del “Programa de voluntarios senior” de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

El programa es una de las modalidades de cooperación técnica que implementa JICA para apoyar a los países en desarrollo a través de la formación del recurso humano. Los voluntarios seniors son aquellas personas que, con una edad de entre 40 y 69 años, están motivados por un espíritu voluntario para realizar tareas de transferencia de tecnología y fomento de la amistad a nivel local.

Miyazaki desarrolló su carrera profesional en el Instituto de Investigaciones Pesqueras de la Prefectura de Toyama, Japón, supervisando programas de diagnóstico y prevención de enfermedades de peces. Arribó a nuestro país en marzo de 2012 y se integró al equipo de trabajo del CEAN para desarrollar sus actividades en el laboratorio de ictiopatología.

El proyecto de cooperación, de dos años de duración, incluyó el asesoramiento y capacitación al personal del laboratorio de ictiopatología en temas vinculados con la acuicultura y sanidad de peces. Durante ese período se realizaron actividades de muestreos y observaciones de campo en diferentes ambientes y pisciculturas de la provincia, con el fin de aislar e identificar agentes patógenos que afectan la sanidad de las poblaciones de peces, principalmente de aquellas especies con alto valor productivo y turístico-deportivo.

Dentro de este proyecto, la JICA donó al CEAN un moderno equipamiento para la realización de la técnica de PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) aplicada al diagnóstico de enfermedades de los peces. La técnica de PCR, que fue puesta en marcha con la asistencia de Miyazaki, permite el diagnóstico de enfermedades infecciosas producidas por virus, bacterias y parásitos mediante la detección, en forma rápida y precisa, del material genético (ADN-ARN) de los agentes patógenos.

Las experiencias transmitidas por el voluntario japonés durante el transcurso de este proyecto y la incorporación de nuevas técnicas de diagnóstico fortalecen al CEAN en las actividades de investigación y en su capacidad de respuesta ante las problemáticas sanitarias del sector productivo acuícola. De esta manera, el laboratorio de ictiopatología del CEAN colabora con el Senasa ampliando la capacidad del sistema de vigilancia para la detección temprana de enfermedades de emergencia, de relevancia ambiental y para el desarrollo sustentable de la acuicultura.

 

Otras actividades

En el transcurso de su estadía, Miyazaki también participó de reuniones científicas y realizó visitas de asesoramiento al Jardín Japonés en la ciudad de Buenos Aires por problemas en el cultivo de carpas. Es docente invitado en el curso de “Promoción del cultivo de peces de aguas continentales de Latinoamérica”, organizado por el IIB-Intech (Conicet) y JICA en la ciudad de Chascomús (marzo 2014).

Además, en Junín de los Andes desarrolló una intensa actividad social difundiendo la cultura japonesa. Participó de reuniones con la colectividad japonesa de la región y como integrante de la escuela de enseñanza de Aikido Masu Dojo de la Federación Argentina Aikikai, donde tuvo oportunidades de transmitir e intercambiar sus experiencias con otros practicantes.

Antecedentes de cooperación

La relación entre la JICA y el CEAN tiene su origen desde el mismo momento de la creación del centro. Desde mediados de la década de 1980, la JIica colaboró con el Cean mediante distintos convenios de cooperación y asistencia que incluyeron programas de visitas de expertos japoneses, la construcción de laboratorios y la estación de piscicultura, la donación de equipamiento científico y programas de becas de capacitación en Japón.

Estos programas incluyeron también estudios e investigaciones sobre peces y otros organismos acuáticos y sus ambientes en toda la provincia, dirigidos al desarrollo de la piscicultura y al mejoramiento de la pesca deportiva.