Personal del EPAS finalizó esta madrugada la reparación del acueducto que sufrió una fisura en una pieza especial ubicada en la zona de Parque Norte.

Tras más de 24 horas de intenso trabajo, personal técnico operativo del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) finalizó esta madrugada la reparación del acueducto de PVC 500 mm que sufrió una fisura en una pieza especial ubicada en la zona de Parque Norte.
Debido a las complejidades del accesorio y la fecha de feriado, los trabajadores del Ente debieron replicar la curva de 45° en acero, un material más resistente y duradero incluso que el original. Este trabajo casi artesanal sumado a la colocación de la pieza demandó más de 24 horas hasta que está madrugada alrededor de las 2 comenzó a funcionar nuevamente el acueducto.
Cabe recordar que está instalación es el que conecta las cisternas de Alta Barda con la de la UNCO, transportando agua proveniente de Mari Menuco para todo el centro este, oeste y Confluencia. Sin embargo, desde el EPAS resaltaron que prácticamente no hubo inconvenientes con el suministro ya que estos barrios son doblemente abastecidos por el bombeo Río Grande, con agua potabilizada del Limay.
“Felicitamos a todo el equipo que trabajó  para sacar esta reparación adelante sorteando todos las obstáculos que se presentaron. Estas acciones son las que hacen grande a la empresa y a su gente”, expresó el presidente del Ente, Mauro Millán.
“Los trabajadores del EPAS no contemplan días ni horarios a la hora de resolver una emergencia. Todos tenemos en claro que es una empresa de servicios esenciales y la prioridad siempre es el vecino”, señaló.