La ampliación se realizó con el objetivo de responder al crecimiento matricular y reordenamiento general del establecimiento.

La subsecretaría de Obras Públicas informó que ya finalizaron las obras de ampliación de la escuela Nº 24 de Tricao Malal y su jardín de infantes. Los trabajos demandaron una inversión de 3.800.000 pesos.

De esta manera, el establecimiento cuenta con 287 metros adicionales, mientras que se refaccionaron otros 92 metros cuadrados.

La ampliación también incluyó la construcción del sector Jardín adjunto al establecimiento existente, permitiendo acceso independiente y diferenciado. En ese sector se construyeron dos aulas con sus respectivos sanitarios, un SUM y un pasillo de circulación.

Para la construcción se valoró el esquema funcional anterior en el que se desarrollaban las actividades, como también el crecimiento matricular y la necesidad de contar con nuevos espacios.

Las refacciones permitieron independizar el laboratorio, la biblioteca y la sala de informática, que antes funcionaban en el mismo lugar. Además, se reubicó el sector gobierno (dirección, vice dirección y sala de maestros).

El jardín y la escuela quedaron comunicados por la circulación en común, pero cada uno tiene acceso y espacios propios.

Para las refacciones en la escuela se debió demoler el antiguo espacio destinado al sector de sanitarios y adecuar el local para uso de la sala de informática. También se demolió lo que constituía la sala maestros y la secretaría, logrando un espacio único para biblioteca.

Entre otras tareas, se desmontó el cerco perimetral del patio del jardín, se demolieron mamposterías, y se retiraron carpinterías, pisos y revoques.

Normalmente los establecimientos educativos se diseñan a partir de un eje de circulación que divide las aulas. En este caso, la intervención fue precisamente a partir de la circulación como eje ordenador de los espacios, continuando con el esquema existente.

Los trabajos se realizaron bajo el sistema constructivo tradicional con estructura de hormigón armado, cubierta de chapa trapezoidal color azul igual a la existente, continuando con las mismas pendientes en algunos casos y otras nuevas en el sector ampliado.

La mampostería exterior se realizó en ladrillo común revocado en ambas caras con zócalo exterior en piedra laja sobre azotado hidrófugo, preservando el diseño arquitectónico original. Los pisos son cerámicos de alto tránsito. El cielorraso utilizado es el de tipo suspendido de placa de yeso, junta tomada, tipo durlock.

La instalación eléctrica requirió de una intervención en los sectores nuevos para la adecuación de las cargas, mientras que la instalación de gas se conectó a la red existente.