El mismo se realizó a lo largo del boulevar de la calle Bernardo Houssay de Neuquén capital.

Avanza a buen ritmo la ejecución de una de las obras de infraestructura más importantes que el gobierno de la Provincia, a través del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), lleva adelante en materia de saneamiento cloacal para la ciudad de Neuquén.

Se trata de la construcción del denominado Colector Cloacal del Oeste II, que permitirá ampliar y mejorar el sistema de recolección y transporte de líquidos cloacales, atravesando la ciudad desde el extremo Oeste hacia la planta Tronador, donde se efectúa el proceso de tratamiento.

Técnicamente la obra integral consiste en la construcción de una colectora dividida en dos tramos, uno a gravedad que alcanza el 11,68% de avance y otro por impulsión que supera el 14,37%. El proyecto del Colector en su diseño contempló como premisa principal causar el menor impacto posible, es así que parte de la traza deberá atravesar espacios verdes a fin de evitar afectar frentistas, el tránsito, e interferir los servicios existentes.

Este es el caso de las 8 plazoletas ubicadas sobre el bulevar Bernardo Houssay entre Ignacio Rivas y Nordenstrom, donde la cañería debió atravesar un sector arbolado por lo cual se utilizó maquinaria especial y se implementó un minucioso plan de trabajo a fin de minimizar el impacto del paso de la obra sobre la vegetación.

Cabe destacar que si bien desde el EPAS se había solicitado una autorización a la subsecretaría de Espacios Verdes de la Municipalidad de Neuquén para, en caso de ser necesario, realizar la extracción de los 100 árboles ubicados en cercanías a la traza de la obra, sólo fue necesario efectuar la remoción de uno de gran porte, el cual será reemplazado por dos nuevas especies.

Si bien se preservó el sistema de riego existente, se contempló la ejecución de nuevas perforaciones que mejoraron que posibilita el efectuar el mantenimiento del espacio, y finalizada la colocación de las cañerías se procedió a resembrar césped para devolver el verde a la plazoleta, conforme el compromiso asumido asumido semanas atrás.

Es importante destacar que estos temas fueron abordados y consensuados con los representantes y vecinos de las comisiones vecinales de los barrios Limay y  Don Bosco III, quienes se mostraron conformes con la proyección de los trabajos realizados por el Ente Provincial.

Con un periodo de diseño de 20 años, esta obra dará respuesta a uno de los grandes requerimientos en materia de saneamiento de los vecinos de los barrios Canal V, Gran Neuquén Norte, Cuenca XV y XVI, Gran Neuquén Sur, HIBEPA, San Lorenzo Norte y Sur, Valentina Norte Rural y Urbana, Valentina Sur Rural y Urbana.

Esta es una obra de infraestructura valuada en 311 millones de pesos que es financiada dos terceras partes por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) y el tercio restante por el gobierno provincial. Cuenta con un plazo de ejecución de 720 días y beneficia en forma directa a 22 mil usuarios en principio y a futuro más de 150 mil habitantes.

En forma directa, la ejecución de este colector  beneficiará a toda la comunidad dado que la obra permitirá evacuar los efluentes que actualmente se transportan por otras colectoras, las cuales se encuentran al límite de su capacidad, además de posibilitar la incorporación de asentamientos al sistema sanitario, acompañar el crecimiento y desarrollo urbano de la ciudad capital.