En junio se realizaron los primeros cuatro encuentros con una importante convocatoria. El ciclo continuará próximamente con jornadas sobre suelo e irrigación.

Con una jornada de capacitación en medidas de seguridad durante la poda, finalizó la primera parte del Ciclo de Capacitaciones Técnicas organizado por el ministerio de Desarrollo Territorial en convenio con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

En total se realizaron cuatro encuentros sobre el tema, con un promedio de más de 30 personas por reunión, en los que se abordaron aspectos vinculados con las tareas productivas y culturales propias de la estación invernal de la fruticultura del Alto Valle del Río Negro y Neuquén. Las capacitaciones continuarán próximamente con jornadas sobre suelo e irrigación.

La iniciativa forma parte de las acciones de transferencia tecnológica y asistencia técnica al productor, que complementan el plan de obras del Proyecto de Modernización del Sistema de Riego, ejecutado por la provincia a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap).

El encuentro, dictado por Walter Copes, de la Agencia de Extensión Rural Cipolletti del INTA, contó con la asistencia de 21 personas, entre productores, encargados de chacra, podadores y técnicos. El programa se basó en la comunicación de una serie de consejos y demostraciones prácticas sobre el manejo de la escalera y el uso de las herramientas necesarias durante la poda.

Por su parte, el coordinador del Componente de Asistencia Técnica Agrícola del Proyecto, Ricardo Migliaccio, explicó que estas primeras cuatro capacitaciones centradas en las tareas de poda «constituyen sólo el comienzo», ya que el equipo de trabajo conformado entre técnicos del INTA y del proyecto, «se encuentra planificando las próximas jornadas del ciclo, sobre suelos e impedimentos para el desarrollo radicular de las distintas especies frutícolas».

A través de estas jornadas se buscará que los productores y trabajadores rurales conozcan a través de actividades prácticas, las características de los distintos tipos de suelo y conceptos como infiltración, retención hídrica y desarrollo radicular, que condicionan en gran medida, el desarrollo y comportamiento productivo de la planta frutal.