Ayer por la tarde finalizaron las tareas de mantenimiento iniciadas el jueves sobre el acueducto de impulsión correspondiente al Sistema de Bombeo denominado Bejarano, que alimenta la cisterna ubicada en Gregorio Álvarez.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informó que ayer por la tarde finalizaron las tareas de mantenimiento iniciadas el jueves en el acueducto de impulsión Bejarano, en la ciudad de Neuquén.

Según se informó desde la Gerencia de Servicios Neuquén, los trabajos se ejecutaron sobre el acueducto de impulsión de PRFV de 600 milímetros de diámetro correspondiente al Sistema de Bombeo denominado Bejarano, que alimenta la cisterna ubicada en Gregorio Álvarez.

Las calles cercanas al sector de mantenimiento quedarán cerradas hasta el lunes. Ayer por la tarde, personal del EPAS se encontraba presurizando el acueducto y verificando los trabajos realizados.

A su vez, desde el EPAS se informó que anoche el servicio se estaba normalizando, por lo que se requirió a los vecinos el cuidado del recurso para lograr una recuperación inmediata del sistema.

Ayer por la tarde una máquina rompió un caño

Durante la tarde de ayer se constató que el barrio El Progreso sufrió la baja de presión en el suministro de agua debido a la rotura que produjo una máquina que se encontraba trabajando en Mascardi e Hilario Cuadros. Allí se produjo la rotura de un caño de 65 que alimenta el sector de Progreso.

Según se informó desde el EPAS, el vehículo estaría contratado por el municipio para trabajos en el sector y por razones que se desconocen produjo el incidente. Personal del organismo se encontraba anoche trabajando para reparar el daño.