Se trata de la última etapa en territorio neuquino de los trabajos que completan la serie de obras que permitirán interconectar a la localidad cordillerana al anillo energético.  

Desde el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) informaron que comenzó el tendido de conductores en la obra “Línea de alta tensión 132 kilovolts Paso Coihue-Limite interprovincial”. Este trabajo forma parte de la última etapa de las obras que se ejecutaron en la provincia con el objetivo de lograr la interconexión eléctrica hacia Villa La Angostura y una segunda alimentación a Bariloche.

Las obras en territorio neuquino demandaron una inversión superior a los 200 millones de pesos según se informó desde el organismo provincial.

Esta última etapa se unirá con una línea de alta tensión y sus respectivas columnas el tramo que va desde la estación de rebaje, es decir la estación transformadora Paso Coihue, en cercanías a Brazo Huemul, hasta el cruce con la ruta nacional Nº 237 y la ruta nacional 40, al límite con la provincia de Rio Negro.

A su vez, destacaron que esto implica la culminación de cuatro contratos de ejecución de obras, dos contratos de estudios y consultoría, y adquisiciones de equipos y materiales.

Obras en Río Negro

El gobierno neuquino, a través del EPEN, firmó un contrato con el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) para el financiamiento de las obras en la vecina provincia de Rio Negro.

La firma se realizó en Buenos Aires con la presencia del ministro de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales de Neuquén, Alejandro Nicola; y el vicepresidente de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa), Julio Bragulat.  El acuerdo fue rubricado por el presidente del BICE, Pablo García; y el titular del EPEN, Francisco Zambón.

La obra de interconexión que unirá Alicurá con Villa La Angostura y San Carlos de Bariloche tiene un presupuesto de 31 millones de dólares y se realiza en el marco del Fideicomiso Obras de Transporte para el Abastecimiento Eléctrico (FOTAE). La obra permitirá garantizar la disponibilidad energética, reducirá los costos de abastecimiento alternativos y permitirá mejorar la seguridad del suministro. Además, generará 130 puestos de trabajo.

A su vez, la secretaría de Energía de Río Negro y el ministerio de Energía de Neuquén se encuentran trabajando en forma conjunta y acordando con Nación el proyecto y financiamiento para la segunda línea entre Alicurá y Pilcaniyeu, que permitirá tener doble abastecimiento en 132 kilovolts para esa región.