Se trata de un refuerzo del personal de aproximadamente el 6 por ciento del total de la planta de efectivos.

Para la prestación del servicio de seguridad en todo el territorio provincial, la Policía de Neuquén incorpora en dos meses 450 efectivos, formados y capacitados en los centros de instrucción de la propia fuerza. Se trata de un refuerzo del personal de aproximadamente el 6 por ciento del total de la planta de efectivos y comprende distintos escalafones como oficiales, agentes de seguridad, penitenciarios y técnicos bomberos.

En condición de cadetes que egresan como oficiales se incorporan en diciembre 76 efectivos, de los cuales el 24 por ciento son mujeres.

Del centro de formación y capacitación de Cutral Co egresarán 279 agentes para incorporarse en las distintas unidades de la Policía en todo el territorio neuquino. El 31 por ciento de este grupo de agentes son mujeres.

Como penitenciarios terminan la formación y se incorporan a la fuerza 47 agentes, de los cuales el 53 por ciento son mujeres.

En tanto, la división Bomberos de la Policía incorpora 49 agentes técnicos formados en forma específica para esa finalidad. El 43 por ciento son mujeres.

En 2020, año de pandemia, la Policía formó e incorporó 254 efectivos, de los cuales 63 fueron cadetes oficiales.